Hamburguesas con puerro y chutney de higos (Juego de blogueros 2.0)

Estamos de vuelta con el juego mensual y, como esta vez hubo empate entre higos y puerros a la hora de elegir ingredientes de temporada para las recetas, se podía utilizar cualquiera de los dos… o ambos. Para resarcirme por no haber participado el mes de mayo, decidí liarme la manta ¿o el mantel? a la cabeza y hacer un doblete combinando en la misma receta ambos ingredientes.

El puerro lo uso mucho a lo largo de todo el año, pero los higos están fuera de mi cesta de la compra estacional, la última vez que los cociné fue hace por lo menos 4 años. En aquella ocasión nos regalaron un montón que acabaron convertidos en botes y botes de mermelada de higos.

Al querer usar los puerros además de los higos en la receta, fue inevitable descartar las recetas de postres, aunque a lo mejor hay alguna sorpresa en las propuestas del resto. 😉

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (9)

Al final, después de estrujarme un montón la cabeza, conseguí meter los dos ingredientes por separado para combinarlos al final en una hamburguesa llena de sabores y matices. Eso sí, tengo que reconocer que el puerro ha sido el peor parado en el reparto de papeles en la función, ya que no es la estrella de su preparación, sino un actor secundario. Por suerte los higos brillan con luz propia en la suya.

Ingredientes:

Chutney de higos

  • 500 g de higos
  • 100 g de manzana (aprox. 1/2 de manzana)
  • 50 g de cebolla blanca
  • 50 g de uvas pasas
  • 125 g de azúcar moreno
  • 200 ml de vinagre de manzana
  • 1/2  cucharadita de mezcla de especias “pumpkin pie spice”
    • 1 cucharada de canela molida
    • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
    • 1/2 cucharadita de clavo molido
    • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
    • 1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica molida (yo no tenía, así que no lleva)
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • una pizca de cayena molida (opcional)

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (1)

Hamburguesas de ternera y puerro

  • 500 g de carne de ternera picada
  • 100 g de puerro
  • aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 1 yema de huevo
  • sal y pimienta negra al gusto

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (5)

Elaboración:

Chutney de higos

Lavar bien los higos, quitarles el rabito y cortarlos en octavos, o en más trozos si son grandes.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (2)

Pelar y picar en trocitos la cebolla y la manzana.

Poner el vinagre y el azúcar moreno en una olla y calentar a fuego medio, removiendo para que se disuelva el azúcar.

Una vez disuelto, añadir el resto de ingredientes y remover para mezclarlos bien.

Subir el fuego hasta que hierva, entonces bajar a fuego suave y cocinar durante alrededor de una hora, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (3)

Pasado este tiempo, envasar en frascos de cristal esterilizados (aquí y aquí explican cómo hacerlo), cerrarlos y dejar enfriar boca abajo durante 24 horas para que se haga el vacío.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (4)

Es conveniente no consumir antes de un mes, para que los sabores se intensifiquen (yo voy a dejar uno así, y el otro consumirlo ya, porque no me puedo aguantar, jajaja).

Hamburguesas de ternera y puerro

Limpiar y lavar el puerro para evitar que tenga arena. Eliminar las partes más duras, cortar un trozo de unos 100 g y picar finito.

Pochar el puerro en una sartén con una o dos cucharadas de aceite de oliva. Cocinar hasta que empiece a ablandar, sin dorarlo.

Colocar la carne en un cuenco amplio. Incorporar el queso, la yema de huevo batida y el puerro pochado. Salpimentar y mezclar todo bien.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tapar con film transparente y dejar reposar en la nevera al menos media hora.

Dividir la “masa” en 5 bolas y aplastarlas para formar las hamburguesas.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (8)

Cocinar un par de minutos por cada cara, al gusto del comensal, ya sea en sartén, a la plancha o en una parrilla. Se pueden hacer sin más o pincelar cada cara con un hilillo de aceite de oliva.

Sugerencia de presentación

Abrir unos panecillos (la receta de los que veis en las fotos aparecerá próximamente en el blog), poner un puñadito de rúcula y berros, colocar encima la hamburguesa y coronar con una cucharada generosa de chutney de higos. Cerrar, hincar el diente y disfrutar de la explosión de sabores.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (11)

¡Espero que os guste!

Notas:

Como era la primera vez que hacía este tipo de preparación sólo hice la mitad de la receta de chutney, porque no estaba muy segura de si me iba a gustar. Después de zamparnos las hamburguesas, me arrepiento de no haber hecho más, jajajaja. Me encanta el sabor agridulce que tiene, y eso que el bote que hemos usado sólo llevaba 2 días preparado, estoy deseando abrir el otro pasado un mes. Creo que me quedé un poco corta en jengibre fresco y un pelín más de cayena le habría dado más chispa, pero es cuestión de gustos.

Como se ve en las fotos, al trocear el puerro elegí la parte tierna donde empieza a verdear para que destacase sobre la carne.

Por cierto, cuando limpio los puerros, después de descartar las dos hojas exteriores y las puntas más oscuras, siempre corto y guardo las partes un poco duras pero con buena pinta en el congelador, para tener a mano cuando hago sopas y caldos.

Viene muy bien usar recortes de papel de hornear como base al dar forma a las hamburguesas, además de ayudar a que no se peguen a la superficie de trabajo, también facilitan el momento de dejarlas en la sartén y de paso sirven como separadores a la hora de congelar.

Fuente:

La receta para el chutney la saqué de aquí y la de la receta me la inventé sobre la marcha.

Lista de participantes:

Laura y Samuel: https://aglutina2.wordpress.com/

María José: https://aquisecuecejugando.blogspot.com.es/

Elvira: http://www.asisecomeengranada.com/

Ana María: https://azucaritodeana.wordpress.com/

Carabiru: https://birulicioso.wordpress.com/

Fe: http://www.codigosecreto280.com/

Vanessa: http://www.divertidoydelicioso.es/

Mónica: http://dulcedelimon.com/

José Fernando: https://elemparrao.wordpress.com/

Mari Sol: http://elmenudemicocina.blogspot.com.es/

Inma: http://entre3fogones.com/

Raxel: https://homeandrun.wordpress.com/

Sandra: https://justfoodlovers.com/

Cristina: http://kooking2015.blogspot.com.es/

Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/

Jorge: https://mastercocinillas.com/

Silvia R.: https://misdeliciosastentaciones.wordpress.com/

Antxon: http://musloypechuga.com/

Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/

Maribel: https://picoteandoideas.com/

Natalia: http://saboresdenati.blogspot.com.es/

Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/

Gisela: https://tuhoradelamerienda.wordpress.com/

Silvia A.: http://unapizcadena.wordpress.com/

logo-juego-de-blogueros-blog-400x272px

Anuncios

Redondo en salsa de chocolate con café y grosellas

Hoy os traigo una receta un poco más elegante de lo habitual, un plato que podéis hacer para una celebración especial o un día que os apetezca saliros de los platos convencionales, redondo de ternera con verduritas en una salsa diferente, a base de chocolate, café y grosellas.

redondo-salsa-chocolate-cafe-grosellas-5

Desde noviembre no publico nada salado y ya perdí la cuenta de cuándo fue el último plato principal que apareció por Birulicioso, así que era hora de traer un poco de carne. En casa comemos de todo, pero es cierto que lo que más suele aparecer por nuestros platos son verduras, legumbres y cereales en distintos formatos. La carne y el pescado lo solemos reservar para preparaciones más elaboradas, pero esas recetas son más difíciles de fotografiar con buenos resultados (especialmente con mis limitaciones espaciales) y por eso no hay mucho de eso en el blog. Tendré que proponerme solucionarlo.

He dicho que es un plato elegante, pero eso no quiere decir que sea difícil de hacer ni que vayáis a echaros el día en la cocina. Lo cierto es que es una receta fácil de preparar y además hay pasos que se pueden hacer con antelación para que a la hora de la comida no tengáis más que dar la cocción final (esto es muy útil si tenéis invitados y no queréis dejarlos tirados mientras cocináis ni preocuparos de que la comida se haga antes de que lleguen).

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 filetes gruesos de solomillo, aguja o redondo de ternera (unos 600-700 g)
  • 2 o 3 chalotas
  • 45 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 o 2 zanahorias medianas
  • 60 g de puerro
  • media guindilla fresca (opcional, cantidad al gusto)
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 150 ml de caldo de pollo
  • 50 g de chocolate negro
  • 60 ml de café
  • 50 g de grosellas

redondo-salsa-chocolate-cafe-grosellas-1

Elaboración:

Cortar en juliana las zanahorias y las chalotas (se pueden sustituir por media cebolla morada).

Picar muy fina la media guindilla (ojo con tocarla directamente con los dedos, que después hay que lavárselos mil veces restregando como si no hubiera mañana y, aún así, te tocas un ojo y ves las estrellas).

redondo-salsa-chocolate-cafe-grosellas-2

Sellar la carne por ambas caras en una sartén caliente con un chorrito de aceite de oliva. Reservar.

redondo-salsa-chocolate-cafe-grosellas-3

Saltear las verduras en la misma sartén con el resto del aceite, a fuego medio.

Cuando veamos transparentar las chalotas y el puerro, espolvorear por encima el azúcar, remover bien y seguir cocinando hasta que empiece a caramelizar.

Añadir el caldo de pollo y cocinar a fuego medio-fuerte hasta que reduzca un poco.

(Se puede parar aquí y continuar con el resto de la receta después, lo que falta se hace bastante rápido si está todo preparado)

Agregar el café a la sartén junto con el chocolate troceado, removiendo hasta que se derrita (es útil tener un poco de caldo extra para añadirlo si queda muy espesa la salsa).

Añadir las grosellas y colocar los filetes sobre la salsa, cocinándolos unos tres minutos por cada cara.

redondo-salsa-chocolate-cafe-grosellas-4

Retirar del fuego y servir inmediatamente acompañando cada filete con un poco de salsa.

Como guarnición van bien unas patatas cocidas o un poco de puré de patata (si probáis con otra cosa y os gusta, soy toda oídos, u ojos, jajajaja).

redondo-salsa-chocolate-cafe-grosellas-6

¡Está de chuparse los dedos!

Notas:

La guindilla es opcional, pero ese toque picante le queda muy bien al sabor del chocolate.

Aunque no lleva mucho café, sí el suficiente para que no os recomiende darle este plato a niños. Se puede sustituir por café descafeinado o incluso caldo de pollo si preferís eliminar del todo el sabor del café.

Las grosellas fueron un poco experimento estético (me apetecía un poco de rojo que destacara), pero creo que fue un acierto también para el paladar. Al sabor dulce y amargo de la salsa le va muy bien esas chispas de ácido, rompen la monotonía de la salsa y la hacen un poco más fresca. Seguro que hay otras frutas que quedan igual de bien, será cuestión de probar.

grosellas

Fuente:

La idea me la dio esta receta, pero al final cambié tantas cosas, tanto ingredientes como cantidades, que cualquier parecido con la original casi es coincidencia.

Guardar

Crema de calabaza

Me había propuesto publicar cada dos semanas, una dulce y una salada, pero en enero mi ratio se fue un poco al garete, intentaré enmendarme.

Esta vez vengo con una crema de calabaza que mi madre cocina muchísimo y que siempre triunfa, no puede ser más fácil y agradecida, y además viene perfecta para calentarse la barriga en invierno.

CremaCalabaza 01

Ingredientes (para 4 raciones):

– 500 g de calabaza

– 1 puerro

– 2 o 3 zanahorias medianas

– 1 o 2 patatas medianas

– Aceite de oliva

– Agua o caldo de verduras

– Sal y pimienta

Opcional:

– Un chorro de nata, 1 o 2 quesitos o una cucharada colmada de queso crema.

– Nuez moscada rallada

CremaCalabaza 02

Preparación:

Lavar, pelar y picar en cubos la calabaza, las patatas y las zanahorias (cuanto más grandes más tardarán en cocinarse, tenedlo en cuenta).

Limpiar y trocear el puerro.

En la misma olla que usaremos para hacer la crema, rehogar en un chorro de aceite el puerro. Cuando empiece a ponerse transparente añadir la zanahoria, unos 2-3 minutos después la patata y por último la calabaza. Entre unas hortalizas y otras remover con una cuchara de madera para que se vayan mezclando los sabores.

Añadir el agua y cocinar a fuego medio-suave unos 30-40 minutos (dependerá de lo finas que hayamos picado las hortalizas).

Retirar del fuego y, si es el caso, añadir los quesitos, la nata o el queso crema (a mí me gusta tal cual, pero si queréis un extra de cremosidad, elegid la opción que más os guste).

Triturar con una batidora hasta obtener una crema homogénea, probar y añadir en este momento sal, pimienta y nuez moscada al gusto, remover bien (no es recomendable batir cosas muy calientes, no sólo porque no es bueno para el mecanismo de la batidora, sino porque podéis quemaros con las salpicaduras, ojo).

Servir bien caliente.

CremaCalabaza 03

Ideas:

A mí me gusta mucho ponerle un chorrito de aceite de oliva y un puñadito de picatostes al servirlo, pero me imagino que hay muchas más cosas que le pueden quedar bien, ¿qué le ponéis vosotros?.

Las cantidades son orientativas, en esto de las cremas se puede experimentar bastante.

CremaCalabaza 04

Fuente:

Ésta es una de las cremas estrella en mi casa, como mi madre siembra calabazas, solemos tener muchas y para lo que más las utilizamos es para hacer cremas.

Sopa de verduras y avena

La receta de hoy es una sopa que solemos hacer bastante, con más o menos variantes, y que a mí me gusta especialmente por la avena, que le da un punto espeso al caldo.

Sé que empieza a hacer calor, y las sopas ya no son platos que nos apetezcan demasiado, pero antes de que las altas temperaturas nos colonicen por completo, allá va.

Sopa de verduras y avena

Ingredientes (2 personas):

1 chorrito de aceite de oliva

1/2 puerro

2 zanahorias

1/2 calabacín

2 patatas medianas

50 g de jamón en taquitos (opcional)

50 g de chorizo en taquitos (opcional)

2-3 vasos de agua (dependerá de si os gusta más o menos espesa)

2-3 puñados de copos de avena

Sal y pimienta negra

Preparación:

Lavar y pelar las verduras (yo el calabacín suelo usarlo sin pelar, a no ser que la piel  sea dura).

Picar el puerro fino, cortar las zanahorias en cubos o rodajas (según preferencias, a mí me gusta que sean cubos pequeñitos, de unos 5mm), el calabacín en cubos un poco más grandes y las patatas más o menos del mismo tamaño que el calabacín (cuanto más grandes más tardarán en cocinarse, tenedlo en cuenta).

En la misma olla que usaremos para hacer la sopa, sofreír en un poco de aceite primero el puerro, cuando empiece a ponerse transparente añadir la zanahoria, unos 2-3 minutos después el calabacín y por último las patatas. Entre unas verduras y otras remover con una cuchara de madera para que se vayan mezclando los sabores.

Agregar el jamón y el chorizo y darle una vuelta entre las verduras.

Añadir el agua y cocinar a fuego medio unos 15-20 minutos.

Añadir los copos de avena y cocinar 5-10 minutos más, hasta que los copos se abran y se pongan blandos.

Sazonar con sal y pimienta negra recién molida al final de la cocción.

Servir bien caliente.

Ideas:

Si no tenéis copos de avena y no soléis usarlos, se puede hacer la sopa sin ella o sustituyéndola por la pasta para sopa que más os guste.

Lo mismo os digo con las cantidades y los tipos de verduras, estos son los que tenía yo, pero podéis cambiarlas por otras que os gusten más.

Si preferís las sopas sin tropezones, se puede pasar por la batidora antes de servir y obtener así un puré ligero.

Fuente:

Ésta es de cosecha propia, fruto de abrir la nevera, ver lo que había y lanzarse a improvisar.