Encurtido de cáscara de sandía (Juego de Blogueros 2.0)

¿En curtido de qué ? os preguntaréis… pues sí, encurtido de cáscara de sandía ¿cómo se os queda el cuerpo con mi propuesta para el Juego de Blogueros 2.0? ¿Torcido? Jajajajaja.

Este agosto hubo otra vez empate de ingredientes, quedaron en lo alto de la votación tanto la sandía como las acelgas. Yo con las acelgas tengo una relación… podemos decir que de amor-odio, me encantan las pencas rebozadas, pero no puedo con las hojas. Quizá debería darles una oportunidad y encontrar una preparación donde se puedan lucir, pero no será esta ocasión.

Encurtido Cascara Sandia (12)

En la exploración previa en busca de inspiración, me di de bruces con una receta (que por lo visto es tradicional en los estados sureños de EEUU) llamada “Pickled Watermelon Rind”… un momento… rind es cáscara ¿no? ¿En serio? ¿Un encurtido de cáscara de sandía? ¡Eso tengo que probarlo! En casa somos MUY FANS de los encurtidos (de hecho, siempre bromeamos con la posiblidad de que en el Ortiz del barrio nos hagan cuenta cliente VIP-Premium) pero hasta el momento nunca habíamos dado el salto a prepararlos en casa (visto el resultado, estamos pensando en montar un imperio, os lo digo desde ya).

Los desperdicios de comida siempre me han causado un poco de desazón, supongo que como me crié en el campo y allí todos los restos acababan reciclados de una u otra manera, lo de que vayan a un estercolero me chirría un poco. Las cáscaras de sandía son esas cosas que al tirarlas siempre pensaba.. ¿no se podrá hacer nada con esto?… ¡y resulta que se puede! y es algo riquísimo, por cierto.

Dejo de darle al palique y vamos con la receta, aunque primero os recuerdo que al final de la entrada está la lista del resto de participantes, ¿os pica la curiosidad?

Ingredientes (para 2 botes de 325 ml):

  • 500 g de piel de sandía
  • 3 cucharadas rasas de sal marina (60 g) + 1 cucharadita (6 g)
  • 5 tazas de agua (1250 ml) + 1 taza (250 ml)
  • 1 + 1/2 tazas de vinagre de manzana (375 ml)
  • 1 + 1/2 tazas de azúcar (300 g)
  • Especias para encurtidos
    • 1 cucharada de semillas de mostaza
    • 1 cucharadita de semillas de cilantro
    • 1/2 cucharadita de cayena molida
    • 1 palito de jengibre confitado (o 1/2 cucharadita de molido)
    • 10 bolitas de pimienta de Jamaica
    • 6 clavos
    • 1 palito de canela
    • 1 hoja de laurel

Encurtido Cascara Sandia (2)

Encurtido Cascara Sandia (1)

(Yo hice la mitad de la receta, y ahora me arrepiento bastante fuerte)

Elaboración:

Retirar, con un cuchillo de pelar o un pelapatatas, la parte verde de la cáscara.

Encurtido Cascara Sandia (3)

Cortar la cáscara en tiras más o menos homogéneas y no muy gruesas (yo lo corté más o menos de 10×30 mm, pero sin comerme la cabeza).

Encurtido Cascara Sandia (4)

Poner 5 vasos de agua con 3 cucharadas de sal en una cacerola baja (una sartén en mi caso) y llevar a ebullición.

Cuando hierva, añadir la corteza troceada y, después de que vuelva a borbotear, cocer a fuego medio-alto durante unos 5 o 6 minutos, hasta que empiecen a transparentar (si son trozos grandes pueden hacer falta un par de minutos más). Escurrir y reservar.

Encurtido Cascara Sandia (5)

En la misma cacerola, mezclar el vinagre con el azúcar, el palito de canela troceado, el resto de especias, una cucharadita de sal y 1 taza de agua. Llevar a ebullición removiendo para que se disuelva bien el azúcar y la sal.

Dejar que hierva 1 o 2 minutos y añadir poco a poco la cáscara de sandía. Llevar a ebullición nuevamente y mantener el hervor durante 2 o 3 minutos.

Encurtido Cascara Sandia (7)

Retirar del fuego y dejar reposar 30 minutos.

Envasar en un recipiente con cierre hermético, añadiendo todo el líquido de encurtido posible, y dejar a temperatura ambiente otra hora.

Encurtido Cascara Sandia (9)

Pasado ese tiempo, meter en la nevera y dejar reposar durante al menos 2 horas, aunque es recomendable que sea de un día para otro. Como todo lo que lleva especias, el sabor se va intensificando con el tiempo.

Consumir en un mes como máximo, y conservar siempre en el frigorífico.

Encurtido Cascara Sandia (11)

 

Notas:

Al quitar la piel a las rodajas de sandía, dejar un poquito de carne roja, unos 4 o 5 mm (no pasa nada si no es homogéneo).

Por cierto, dejé una parte sin pelarle la capa exterior, porque en alguna receta decían que sabía muy bien también. Para mi gusto, quedó demasiado dura, quizá con una variedad de sandía de piel más tierna sea buena idea.

Hay varias formas de cortar la cáscara, he visto recetas que hacen cuadrados como de 2×2 cm, otros que hacían tiras largas y finas… Lo único que hay que tener en cuenta es que sean lo más homogéneos posibles para que se cocinen a la vez. Eso sí, el grosor de los pedazos influye en los tiempos de cocción, así que habrá que ajustarlos. Lo suyo es que queden crujientes y a mí me quedaron un pelín blandos, la siguiente vez tengo que controlar más los tiempos (en la receta los he corregido un poco).

Por lo que he leído, la sal no puede ser yodada, porque oscurece la piel (ni idea de si es verdad, o es pura superstición).

Hay recetas donde en lugar de precocer la cáscara, la dejan de un día para otro sumergida en agua con sal, para eliminar el amargor. Supongo que luego hay que cocerla en la vinagreta durante más tiempo.

Las especias van un poco al gusto, en algunas recetas especifican qué añadir exactamente y otras sólo indican las cucharadas de “especias de encurtido”. Algunas recetas usan jengibre en polvo, en otras ponen rodajas de jengibre fresco, pero como vi una que usaba palitos confitados y yo tenía en la despensa, pues eso puse. El anís estrellado no lo ponen en todas, pero me pareció que le iría bien. Ah, si sois de picante, podéis ponerle un poco más de cayena. En Estados Unidos se venden botes de la mezcla, pero como veis, no es muy difícil hacerse uno mismo la cantidad necesaria.

Como otros encurtidos, está muy bueno solo, va genial para acompañar hamburguesas, queso e incluso como ingrediente en ensaladas. En casa lo hemos probado en ensalada de cuscús y tomate y queda muy bien. Y, como veis en las fotos, también con tostas de queso de untar y de rulo de cabra, os recomiendo mucho probarlo si os animáis.

Encurtido Cascara Sandia (10)

 

Este encurtido no se puede conservar largo tiempo (tengo que investigar por qué exactamente), pero de todas formas yo esterilicé el frasco para evitar contaminaciones.

Fuente:

Una mezcla de esta receta de Martha Stewart, esta otra, y detalles que recordaba de haber leído otras 5 más. Las cantidades de la mezcla de especias las saqué de aquí.

Participantes:

Elvira: https://www.asisecomeengranada.com/
Carabiru: https://birulicioso.wordpress.com
Mónica: http://dulcedelimon.com
Eva: http://dulcesfelicidades.blogspot.com.es/
Mari Sol: http://elmenudemicocina.blogspot.com.es/
Inma: http://entre3fogones.com/
Ana N.: https://entreobleasyaloloco.wordpress.com/
Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/
Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/
Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/
Sara: https://unaitalianaenlacocina.es/
Silvia A.: http://unapizcadena.wordpress.com/

logo-juego-de-blogueros-blog-400x272px

Chocolate con café y especias

No quiero que se termine el invierno sin publicar esta receta de chocolate caliente aromatizado con especias y un extra de cafeína. ¿Os suena apetecible? Creedme, lo es, y eso que yo no soy muy fan del café. Lo preparé para el desayuno del día de Navidad (acompañado de estos biscotti de avellana y cacao) y ahí estaba, en borradores esperando que me decidiese a terminar de editar las fotos.

Chocolate Cafe Especias (3)

Una de las mejores cosas de la vida es un buen chocolate caliente. No os digo más que cuando vivía en Pontevedra y me tenía que hacer un análisis de sangre, en lugar de ir al Hospital Provincial, que me quedaba al lado, iba al Ambulatorio porque había allí al lado una Chocolatería Valor en la que me reponía del disgusto (me aterrorizan las agujas) con un buen chocolate con churros. Para disgusto el que me llevé cuando la cerraron. Ains.

En general la tradición en España lo empareja con churros o porras, especialmente en el desayuno del día de Año Nuevo, pero se puede comer con roscón, bizcocho o incluso galletas. ¿Y que me decís de coronarlo con una buena bola de helado de vainilla? Basta, que se me hace la boca agua.

Vamos a por la receta, echadle un ojo a las notas si tenéis niños en casa, sois veganos o intolerantes a la lactosa. 😉

Ingredientes (para 4 raciones generosas):

  • 200 g de chocolate a la taza en tableta
  • 1 anís estrellado
  • 2 bolitas de pimienta de Jamaica
  • 2 vainas de cardamomo
  • 1 ramita de canela
  • 800 ml de leche, bebida vegetal o agua.
  • 200 ml de café

Chocolate Cafe Especias (1)

Preparación:

Preparar el café de la manera habitual (o un poco más cargado si queréis que se note más el sabor).

Calentar la leche o el agua en una olla.

Añadir la ramita de canela, el anís estrellado, la pimienta de Jamaica y el cardamomo y llevar a ebullición a fuego lento.

Dejar hervir 2 o 3 minutos, removiendo con una cuchara de madera para evitar que se forme nata.

Dejar reposar un par de minutos apartado del fuego y colar para retirar las especias.

Añadir el chocolate troceado, volver a poner la olla a fuego suave y remover con una cuchara de madera para ayudar a que se vaya derritiendo.

Cuando vuelva a hervir, cocer un par de minutos más sin parar de darle vueltas con la cuchara para que no se pegue al fondo de la olla.

Apartar del fuego, añadir el café caliente y remover con la cuchara de madera para mezclar homogéneamente.

Servir caliente y con algo rico para mojar.

Chocolate Cafe Especias (2)

Notas:

Cuando hago chocolate a la taza, suelo usar tabletas, generalmente de Valor o de Simón Coll, que ya lleva canela, así que si no queréis pasaros con ese sabor, es mejor quitar la ramita de la mezcla de especias.

Si queréis potenciar el aroma y sabor de las especias os recomiendo hacer el paso de infundir la leche previamente y dejarla enfriar unas horas sin retirar las especias. Yo lo suelo hacer por la noche y así la tengo lista para un chocolate matutino. 🙂

Como el café se añade al final del todo, si tenéis niños, podéis separar su parte del chocolate caliente y después cafeinizarlo para los adultos de la familia, jajaja. También podéis usar café descafeinado, si no queréis renunciar al sabor pero no podéis/queréis tomar cafeína por la causa que sea.

El chocolate a la taza se puede preparar con agua, así que si sois veganos o intolerantes a la lactosa, tenéis dos opciones (o quizá más) una, sustituir la leche por agua o dos, hacer esta receta con la leche vegetal de vuestra elección. El procedimiento será el mismo.

¡A disfrutar de un chocolate rico y energizante!

Fuente:

Improvisación sacando ideas de aquí y de allá, sin orden ni concierto, sin cantidades preestablecidas ni ingredientes obligatorios. Es más, os animo a que probéis vuestras propias mezclas de especias y que me las contéis en comentarios. 😉

Hamburguesas con puerro y chutney de higos (Juego de blogueros 2.0)

Estamos de vuelta con el juego mensual y, como esta vez hubo empate entre higos y puerros a la hora de elegir ingredientes de temporada para las recetas, se podía utilizar cualquiera de los dos… o ambos. Para resarcirme por no haber participado el mes de mayo, decidí liarme la manta ¿o el mantel? a la cabeza y hacer un doblete combinando en la misma receta ambos ingredientes.

El puerro lo uso mucho a lo largo de todo el año, pero los higos están fuera de mi cesta de la compra estacional, la última vez que los cociné fue hace por lo menos 4 años. En aquella ocasión nos regalaron un montón que acabaron convertidos en botes y botes de mermelada de higos.

Al querer usar los puerros además de los higos en la receta, fue inevitable descartar las recetas de postres, aunque a lo mejor hay alguna sorpresa en las propuestas del resto. 😉

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (9)

Al final, después de estrujarme un montón la cabeza, conseguí meter los dos ingredientes por separado para combinarlos al final en una hamburguesa llena de sabores y matices. Eso sí, tengo que reconocer que el puerro ha sido el peor parado en el reparto de papeles en la función, ya que no es la estrella de su preparación, sino un actor secundario. Por suerte los higos brillan con luz propia en la suya.

Ingredientes:

Chutney de higos

  • 500 g de higos
  • 100 g de manzana (aprox. 1/2 de manzana)
  • 50 g de cebolla blanca
  • 50 g de uvas pasas
  • 125 g de azúcar moreno
  • 200 ml de vinagre de manzana
  • 1/2  cucharadita de mezcla de especias “pumpkin pie spice”
    • 1 cucharada de canela molida
    • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
    • 1/2 cucharadita de clavo molido
    • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
    • 1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica molida (yo no tenía, así que no lleva)
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • una pizca de cayena molida (opcional)

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (1)

Hamburguesas de ternera y puerro

  • 500 g de carne de ternera picada
  • 100 g de puerro
  • aceite de oliva virgen extra
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 1 yema de huevo
  • sal y pimienta negra al gusto

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (5)

Opcional: Panecillos para hamburguesa (la receta de los que usé yo, aquí)

Elaboración:

Chutney de higos

Lavar bien los higos, quitarles el rabito y cortarlos en octavos, o en más trozos si son grandes.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (2)

Pelar y picar en trocitos la cebolla y la manzana.

Poner el vinagre y el azúcar moreno en una olla y calentar a fuego medio, removiendo para que se disuelva el azúcar.

Una vez disuelto, añadir el resto de ingredientes y remover para mezclarlos bien.

Subir el fuego hasta que hierva, entonces bajar a fuego suave y cocinar durante alrededor de una hora, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (3)

Pasado este tiempo, envasar en frascos de cristal esterilizados (aquí y aquí explican cómo hacerlo), cerrarlos y dejar enfriar boca abajo durante 24 horas para que se haga el vacío.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (4)

Es conveniente no consumir antes de un mes, para que los sabores se intensifiquen (yo voy a dejar uno así, y el otro consumirlo ya, porque no me puedo aguantar, jajaja).

Hamburguesas de ternera y puerro

Limpiar y lavar el puerro para evitar que tenga arena. Eliminar las partes más duras, cortar un trozo de unos 100 g y picar finito.

Pochar el puerro en una sartén con una o dos cucharadas de aceite de oliva. Cocinar hasta que empiece a ablandar, sin dorarlo.

Colocar la carne en un cuenco amplio. Incorporar el queso, la yema de huevo batida y el puerro pochado. Salpimentar y mezclar todo bien.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tapar con film transparente y dejar reposar en la nevera al menos media hora.

Dividir la “masa” en 5 bolas y aplastarlas para formar las hamburguesas.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (8)

Cocinar un par de minutos por cada cara, al gusto del comensal, ya sea en sartén, a la plancha o en una parrilla. Se pueden hacer sin más o pincelar cada cara con un hilillo de aceite de oliva.

Sugerencia de presentación

Abrir unos panecillos (la receta de los que veis en las fotos aparecerá próximamente en el blog la tenéis aquí, y no os imagináis lo riquísimos que están), poner un puñadito de rúcula y berros, colocar encima la hamburguesa y coronar con una cucharada generosa de chutney de higos. Cerrar, hincar el diente y disfrutar de la explosión de sabores.

Hamburguesa con Puerro y Chutney de Higo (11)

¡Espero que os guste!

Notas:

Como era la primera vez que hacía este tipo de preparación sólo hice la mitad de la receta de chutney, porque no estaba muy segura de si me iba a gustar. Después de zamparnos las hamburguesas, me arrepiento de no haber hecho más, jajajaja. Me encanta el sabor agridulce que tiene, y eso que el bote que hemos usado sólo llevaba 2 días preparado, estoy deseando abrir el otro pasado un mes. Creo que me quedé un poco corta en jengibre fresco y un pelín más de cayena le habría dado más chispa, pero es cuestión de gustos.

Como se ve en las fotos, al trocear el puerro elegí la parte tierna donde empieza a verdear para que destacase sobre la carne.

Por cierto, cuando limpio los puerros, después de descartar las dos hojas exteriores y las puntas más oscuras, siempre corto y guardo las partes un poco duras pero con buena pinta en el congelador, para tener a mano cuando hago sopas y caldos.

Viene muy bien usar recortes de papel de hornear como base al dar forma a las hamburguesas, además de ayudar a que no se peguen a la superficie de trabajo, también facilitan el momento de dejarlas en la sartén y de paso sirven como separadores a la hora de congelar.

Fuente:

La receta para el chutney la saqué de aquí y la de las hamburguesas me la inventé sobre la marcha.

Lista de participantes:

Laura y Samuel: https://aglutina2.wordpress.com/

María José: https://aquisecuecejugando.blogspot.com.es/

Elvira: http://www.asisecomeengranada.com/

Ana María: https://azucaritodeana.wordpress.com/

Carabiru: https://birulicioso.wordpress.com/

Fe: http://www.codigosecreto280.com/

Vanessa: http://www.divertidoydelicioso.es/

Mónica: http://dulcedelimon.com/

José Fernando: https://elemparrao.wordpress.com/

Mari Sol: http://elmenudemicocina.blogspot.com.es/

Inma: http://entre3fogones.com/

Raxel: https://homeandrun.wordpress.com/

Sandra: https://justfoodlovers.com/

Cristina: http://kooking2015.blogspot.com.es/

Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/

Jorge: https://mastercocinillas.com/

Silvia R.: https://misdeliciosastentaciones.wordpress.com/

Antxon: http://musloypechuga.com/

Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/

Maribel: https://picoteandoideas.com/

Natalia: http://saboresdenati.blogspot.com.es/

Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/

Gisela: https://tuhoradelamerienda.wordpress.com/

Silvia A.: http://unapizcadena.wordpress.com/

logo-juego-de-blogueros-blog-400x272px

Magdalenas de pera y cardamomo (Juego de Blogueros 2.0)

Vuelve a ser fin de mes y toca publicar mi propuesta para el reto mensual con un producto de temporada. Esta vez la más votada fue la pera, aunque había otros ingredientes igual de interesantes.

No sé a vosotros, pero a mí enero se me ha pasado volando, cuando me quise dar cuenta había llegado el último fin de semana del mes y yo sin la receta preparada. Por suerte tenía en la despensa todo lo necesario para estas deliciosas magdalenas que, aunque las dejé como plan B para probar cosas nuevas, fueron la primera cosa que me vino a la cabeza cuando salió la pera como ingrediente mensual.

magdalenas-pera-cardamomo-10

Me ha pasado una cosa curiosa en esta ocasión, he ido comprando peras que acabaron devoradas antes de decidir qué receta probar. Y no ocurrió ni una ni dos, sino al menos en tres ocasiones. Eso sí, fueron bien disfrutadas, tanto solas como con yogur o en batidos mañaneros.

Al final del post os dejo los enlaces para que podáis ver qué han hecho el resto de participantes con las peras.

Ingredientes (30 minimagdalenas o 9 normales):

  • 2 huevos medianos
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de aceite de girasol
  • 1 pera (2 si son pequeñas)
  • 4 vainas de cardamomo
  • 120 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/4 de cucharadita de sal fina

magdalenas-pera-cardamomo-1

Elaboración:

Cascar los huevos y separar las claras de las yemas.

En un cuenco, montar las claras a punto de nieve con unas varillas (si sois de esos que lo hacéis a mano, toda mi admiración para vosotros, yo uso las de la batidora). Estarán listas cuando tengan una consistencia firme y al inclinar el cuenco no se escurran. Reservar.

magdalenas-pera-cardamomo-2

Batir las yemas con el azúcar en un cuenco grande, también con las varillas, hasta que blanqueen y aumenten de volumen.

Añadir el aceite de girasol y seguir batiendo.

Pelar y picar la pera (para minimagdalenas es mejor trozos más pequeños, pero sin pasarse, lo suyo es notar el sabor y la textura de la pera).

magdalenas-pera-cardamomo-3

Abrir las vainas de cardamomo, retirar las semillitas y machacarlas en un mortero hasta que se desmenucen un poco.

Añadir la pera y el cardamomo a la crema y mezclar con una espátula para distribuirlos bien.

Mezclar la harina, la sal y la levadura química. Tamizar sobre la crema en tandas, integrando bien antes de añadir más, pero sin remover en exceso.

Agregar las claras montadas a la masa e integrar suavemente con la espátula, con movimientos envolventes, intentando que no se bajen en el proceso.

magdalenas-pera-cardamomo-4

Tapar el cuenco con film transparente y dejar reposar al menos una hora en la nevera.

Precalentar el horno a 210 ºC.

Colocar cápsulas de papel en el molde de las magdalenas (cápsulas dobles sobre una bandeja de horno si no tenemos molde)mientras la masa reposa.

Rellenar las cápsulas con masa hasta 3/4 partes de su capacidad.

magdalenas-pera-cardamomo-5

Hornear a 210 ºC durante 10 minutos (7 si son minimagdalenas), bajar la temperatura a 190 ºC y seguir horneando otros 5-10 minutos (para minimagdalenas unos 2 o 3), hasta que se doren.

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla metálica.

magdalenas-pera-cardamomo-6

¡Y a disfrutar de unas esponjosas magdalenas!

magdalenas-pera-cardamomo-7

Notas:

La cantidad de cardamomo es orientativa, con 4 tienen bastante sabor; si preferís que sea más sutil, con 2 será suficiente; si queréis que sea más potente, poned más.

Si os gustan las magdalenas con costra crujiente, espolvoread un poco de azúcar por encima justo antes de meterlas al horno. Yo no les puse mucho, pero en la fila de arriba de la siguiente foto, llevan azúcar.

magdalenas-pera-cardamomo-9

El truco para las magdalenas con copete está en ese juego de temperaturas: tener la masa fría, empezar el horneado a mayor temperatura para que suban y después bajarla para que se hagan por dentro.

En esta ocasión a mí me han quedado chatas, creo que porque las cápsulas eran muy pequeñas para mi molde, así que se abrieron en lugar de contener la masa y dejar que subiese. Para evitarlo puse dos cápsulas por magdalena, pero aún así no funcionó del todo. Con esta receta y las cápsulas adecuadas siempre me han salido unas preciosas magdalenas con copete.

Fuente:

Esta receta es de uno de mis blogs culinarios favoritos del mundo, Fotomerienda de Etringita. De ella he aprendido un montón de cocina y, sobre todo, de fotografía culinaria, mis fotos sin sus sabios consejos no serían lo mismo. Últimamente su actividad bloguística está paralizada y yo espero como agua de mayo que vuelva a la carga con más y mejores recetas. Si no conocéis Fotomerienda, estáis tardando en ir a echar un vistazo. 😉

magdalenas-pera-cardamomo-8

Participantes del juego:
logo-juego-de-blogueros-blog-400x272px

Rosamary: https://alacartemenus.wordpress.com/
Carlota: https://articuina.wordpress.com
Elvira: http://www.asisecomeengranada.com/
Carabiru: https://birulicioso.wordpress.com
Fe: http://www.codigosecreto280.com/
Mónica: http://dulcedelimon.com
Berta: https://dulceperonotanto.wordpress.com/
Chus: http://www.elcrepitardelosfogones.com/
Rebeca: http://enganchadosalacocina.com/
Inma: http://entre3fogones.com/
Ana N.: https://entreobleasyaloloco.wordpress.com/
Raxel: https://homeandrun.wordpress.com/
Sandra: https://justfoodlovers.com/
Cristina: http://kooking2015.blogspot.com.es/
Silvia K.: http://kuinetes.com/
Leila: http://lanuevacocinadeleila.blogspot.com.es
Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/
Jorge: https://mastercocinillas.com/
Silvia R.: https://misdeliciosastentaciones.wordpress.com/
Antxon: http://musloypechuga.com
Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/
Maribel: https://picoteandoideas.wordpress.com/
Neus: https://rorosacabolas.wordpress.com/
Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/
Silvia A.: http://unapizcadena.wordpress.com/

Granola casera con té matcha

No sé vosotros, yo no puedo salir de casa sin desayunar algo. Si no hay prisas, esa primera comida del día me gusta que sea variada y tomármela sin prisas. Como tampoco me gusta madrugar en exceso, las opciones de desayuno durante la semana se resienten un poco, pero con algo de previsión y ganas, se pueden hacer maravillas. En el lado de la previsión sin demasiado esfuerzo estarían los mueslis y granolas caseros, que es lo que os traigo hoy.

Es cierto que hay multitud de cereales, mueslis y galletas en el mercado, pero si te pones a ver las tablas nutricionales, se te cae un poco el alma a los pies, ya que en general tienen muchísimo azúcar y pecan bastante de un alto contenido de grasas saturadas. No es que por hacerlos en casa vayan a ser más sanos (y no hay más que ver la lista de recetas del blog para darse cuenta de que estoy bastante lejos de ser una integrista antigochadas), pero sí que ayuda a ser consciente de las cantidades de azúcar y grasas que comes, y a reducirlas llegado el caso.

Otro punto a favor de hacerte tu propia granola en casa, es que puedes eliminar los ingredientes que menos te gusten (en serio, fabricantes de mueslis, NO hacen falta tantas uvas pasas, hay todo un mundo de frutas deshidratadas que probar), aumentar las de aquellos por los que te vuelvas loco, y probar nuevas mezclas que en los comerciales no hay.

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-6

Esta granola es una receta sin lácteos y si sois veganos no hace falta más que utilizar sirope en lugar de miel para adaptarla.

Al leer los ingredientes os encontraréis con “pumpkin pie spice”. Si habéis visto series americanas, seguramente os suene la tarta de calabaza que suele aparecer en el imprescindible capítulo de Acción de Gracias, pues bien, esta mezcla de especias, además de para esa tarta, también se utiliza para aromatizar galletas, batidos y otras elaboraciones. Aunque en España no es habitual, es fácil de replicar, sólo hay que mezclar las especias que os indico más abajo en las proporciones adecuadas. Como se suele usar en pequeñas cantidades, es mejor hacer bastante y guardarla en un botecito.

Para darle un puntillo exótico he utilizado matcha especial para cocinar pero, aunque creo que por el sabor que aporta merece mucho la pena añadirlo, se puede eliminar sin mayor problema.

Ingredientes (para 700 g de granola):

    • 200 g de copos de avena
    • 100 g de almendras crudas
    • 75 g de cacahuetes crudos pelados
    • 75 g de nueces pecanas
    • 60 g de semillas de calabaza crudas peladas
    • 1 cucharada de semillas de chía
    • 25 g de copos de coco
    • 1/2 cucharadita de “pumpkin pie spice”
    • 100 ml de aceite de girasol
    • 125 ml de miel o sirope de arroz, arce…
    • 1 cucharadita de extracto de vainilla
    • 1/4 cucharadita de sal
    • opcional: 1 cucharada y media de té matcha (o un poco más)

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-1

Mezcla de especias “pumpkin pie spice”:

  • 1 cucharada de canela molida
  • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de clavo molido
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica molida (yo no tenía, así que no lleva)

Elaboración:

Trocear un poco las almendras (yo las usé con piel pero pueden ser peladas), los cacahuetes y las nueces pecanas.

En un cuenco grande, mezclar bien la avena con los frutos secos, las semillas de calabaza y chía, los copos de coco y las especias.

Añadir el aceite de girasol, la miel y el extracto de vainilla y remover con una cuchara o espátula para integrarlo todo. La mezcla tiene que ser húmeda y mantener cierta consistencia. Si se desmiga porque está demasiado seca se puede añadir de cucharada en cucharada algo más de aceite de girasol y agua fría (pero sin pasarse).

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-2

Espolvorear la sal y tamizar el té matcha sobre la mezcla. Revolver hasta que se reparta bien y se combine con el resto de ingredientes.

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-3

Precalentar el horno a 150 ºC.

Cubrir con papel de hornear una bandeja del horno y extender la mezcla sobre ella lo más uniformemente posible, cuanto más grosor tenga la capa, más tardará en hacerse y corremos el riesgo de que parte no se quede crujiente y parte se queme. Por eso si vamos a hacer mucha cantidad, lo mejor es hacerlo en varias tandas (Las cantidades que os he propuesto vienen perfectas para una bandeja).

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-4

Hornear a 150 ºC durante 15 minutos a media altura.

Retirar del horno, darle la vuelta con una espátula o espumadera, para que se haga por el otro lado, y hornear otros 15 minutos más, hasta que empiece a estar dorado.

Sacar del horno, desmenuzar y dejar templar sobre la bandeja.

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-5

Una vez fría, envasar en un recipiente hermético (yo usé frascos de cristal, pero valen también de plástico o metálicos) para que se mantenga crujiente.

La granola se puede tomar como tentempié, como desayuno o merienda, sola, con leche o bebida vegetal, con yogur… Y, aunque no lo he probado, creo que también quedaría bien como decoración crujiente para una bola de helado.

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-8

¡Ya me diréis si os gusta!

Notas:

¿No tenéis chía? No pasa nada, se puede cambiar por la misma cantidad de semillas de lino, o de sésamo. O prescindir de ella.

La avena que venden en mi súper es desmenuzada, pero creo que quedaría mejor con avena entera, la granola tendría más cuerpo.

En cuanto a la cantidad de matcha: con cucharada y media el sabor es tirando a suave, para un sabor más intenso habrá añadir al menos media cucharada extra, quizá más.

Opcional: todavía caliente, espolvorear un par de cucharaditas de té matcha para un plus de sabor.

También se puede añadir más matcha una vez vayamos a consumirlo, nunca es tarde para el matcha. ¡MATCHA PARA TODOS!

granola-de-frutos-secos-y-te-matcha-7

Fuente:

La receta base la tomé de aquí, pero luego empecé a hacer cambios, principalmente en la cantidad de avena, ya que no quería hacer un tentempié sino algo más cercano a unos cereales de desayuno. Al tener más avena, hizo falta más cantidad de líquido para aglutinarlo todo… y así hasta acabar en la receta que he publicado.

Guardar