Gelatina de yogur y té blanco con cerezas

La temporada de cerezas ya está aquí junto con el calor, que empieza pisando fuerte este año. El calor abrasador de esta ciudad en verano me trae por el camino de la amargura pero estoy contenta con la llegada de las cerezas, que son una de mis frutas favoritas.

Gelatina de yogur te cerezas (4)

A pesar de ser unas favorecidas en mi frutero, no suelo cocinar con ellas, entre otras cosas porque me las acabo asaltando la nevera antes de decidir en qué receta usarlas. En esta ocasión hice una excepción y conseguí salvar un par de puñados para elaborar unos vasitos a base de gelatina de yogur y té blanco, un postre ligero, fresquito y delicioso para mitigar los sofocos veraniegos. Nunca había hecho gelatina de té antes, y me ha gustado el resultado, espero que a vosotros también si os animáis a probar.

Ingredientes (para 4 vasitos):

  • 12-16 cerezas (unas 3 o 4 por ración)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 o 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 yogures naturales
  • 1 sobre de gelatina en polvo (de 6 gramos) o 3 hojas de gelatina neutra.
  • 2 cucharadas de hebras de té blanco
  • agua

Gelatina de yogur te cerezas (1)

Elaboración:

Lavar, deshuesar y picar las cerezas.

Mezclar en un cuenco pequeño las cerezas con 1 o 2 cucharadas de azúcar moreno y el zumo de limón, remover bien y dejar reposar.

Gelatina de yogur te cerezas (2)

Hidratar la gelatina con agua fría y reservar (si es en polvo, en un cuenquito con 2 cucharadas de agua fría hasta que la absorba, y si son hojas se hidratan hasta que se ablanden).

Poner en un cuenco los dos yogures y removerlos un poco (podéis usar yogur natural azucarado o añadir azúcar al gusto, a mí me gusta sin edulcorar).

Separar dos o tres cucharadas de yogur y calentar en el microondas unos segundos, o en un cazo a fuego suave, sin que llegue a hervir.

Añadir dos tercios de la gelatina en polvo hidratada (o dos hojas de gelatina escurridas) al yogur caliente y mezclar hasta que se reparta homogéneamente. Agregar la mezcla al cuenco con el resto de yogur y remover bien.

Repartir el yogur en los cuatro vasitos y dejar que vaya cuajando en la nevera mientras seguimos con la preparación.

Calentar unos 200 ml de agua y, una vez caliente, infundir una cucharada generosa de té blanco durante 6 minutos.

Filtrar 150 ml del té resultante a un cuenco y añadir el resto de la gelatina hidratada (1 lámina si es en hojas). Disolverla removiendo bien con unas varillas y dejar enfriar.

Cuando la gelatina de yogur empiece a cuajar y tenga la superficie firme, escurrir las cerezas que teníamos reservadas y repartirlas a partes iguales por encima.

Añadir el jugo que habrán soltado las cerezas a la gelatina de té y remover para integrarlo.

Cuando la gelatina de té haya enfriado y empiece a solidificar, verter con cuidado sobre las cerezas.

Tapar los vasitos con film y refrigerar que cuaje, al menos 2 horas.

Gelatina de yogur te cerezas (6)

Y una vez listas… Preparados… listos… ¡cucharas!

Notas:

Yo he usado cerezas porque el té blanco que tenía a mano era aromatizado con cerezas (si os fijáis en la foto de los ingredientes, podéis ver que también lleva capullos de rosa, una preciosidad), pero podéis usar otras frutas a vuestra elección. Eso sí, recordad que en general las gelatinas no cuajan, o lo hacen peor, con piña, kiwi y otras frutas tropicales. Para usar estas frutas habría que cocinarlas previamente.

El orden de las capas no altera la ricochura del resultado, pero recordad esperar siempre a que la primera capa empiece a cuajar para añadir la segunda. Y la segunda deberá estar ya fría, para no estropear la anterior.

Gelatina de yogur te cerezas (3)

Fuente:

Me inspiré en esta receta que encontré mientras buscaba gelatinas de yogur y frutas y se me encendió la lucecita.

Anuncios

“Helado” fácil de plátano, chocolate y cerezas

Es verano (al menos en el hemisferio norte, yo me he mudado temporalmente al sur, así que es invierno, jajaja), hace calor (a juzgar por mis grupos de wasap España ha encontrado el acceso directo al Infierno y ahora no sabe cómo cerrar la puerta) y lo que apetecen son helados, sorbetes y todo tipo de cosas refrescantes.

En un lugar destacado de mi wishlist está una heladera, a ser posible que venga con una KitchenAid adosada. Sí, lo sé, las hay más baratas, pero es mi lista y pongo en ella lo que quiero, y es taaaaaaaaaaan bonita, con sus ganchos, sus cuencos, su accesorio heladera… También os digo que justo debajo en la lista está “una casa con una cocina donde quepa esa máquina y todos sus accesorios”, jajajaja.

El caso es que mientras no tenga heladera, las opciones para hacer helados caseros dan mucho trabajo, por eso este falso helado me ha parecido tan fantástico. Y digo falso porque técnicamente no es un helado al no llevar ni leche, ni nata ni cosa parecida, cosa que lo hace perfecto para intolerantes a la lactosa. Aquí el responsable de la textura “heladesca” es el plátano. O la magia. Hummm, creo que me decanto por la magia. El caso es que además de textura, el plátano hace innecesario añadir azúcares, aunque si sois golosos podéis ponerle un poco, y con la cantidad de cacao que os indico no se nota especialmente el sabor a plátano.

Helado Facil Platano Chocolate Cerezas 04

Ingredientes (para dos raciones generosas):

– 2 plátanos medianos maduros (unos 200 g pelados)

– 2 o 3 cucharadas de cacao puro en polvo

– 12 cerezas

– 2 o 3 onzas de chocolate negro

Helado Facil Platano Chocolate Cerezas 01

Preparación:

Pelar y trocear los plátanos (el tamaño de los trozos dependerá de la potencia de vuestra batidora/picadora, si tenéis una muy potente podéis hacerlos más grandes).

Ponerlos en un cuenco o plato, taparlos con film y llevar al congelador un mínimo de 4 horas (esto dependerá del tamaño de los trozos y de cómo los pongáis a congelar, estirados en un plato se congelan antes que amontonados en un cuenco), se puede dejar de un día para otro.

Lavar y despepitar las cerezas, reservar dos y picar el resto en trozos no muy pequeños.

Picar el chocolate.

Sacar el plátano del congelador y dejar atemperar unos 10 minutos. Separar un poco los trozos, poner en el vaso de la batidora y batir. A mitad del triturado, añadir el cacao en polvo, remover un poco con una cuchara y seguir batiendo hasta que no queden trozos y el cacao esté integrado.

(Este paso puede ser más o menos laborioso dependiendo de la potencia de vuestra batidora, si tenéis un maquinote de esos que hasta pica hielo, tendréis el helado listo en un periquete; en cambio si tenéis una batidora más corrientilla, tendréis que armaros de paciencia y echarle una mano para que haga el trabajo, batir un poco, remover con una cuchara y sacar lo triturado de entre las cuchillas, volver a batir…)

Añadir las cerezas picadas y el chocolate troceado, remover con una cuchara para mezclar bien con el helado y repartirlo en dos cuencos.

Decorar con las cerezas reservadas y ¡a comer!

Helado Facil Platano Chocolate Cerezas 03

(Si el proceso de batido os ha llevado mucho es posible que se haya derretido demasiado, podéis meter los cuencos en el congelador 15 minutos, de esta forma volverá a coger cuerpo)

Helado Facil Platano Chocolate Cerezas 05

Ideas:

Se puede añadir una cucharada de leche por cada plátano para ayudar a batir mejor.

La cantidad de cacao va un poco según queráis más o menos sabor a chocolate.

Cambiando las cerezas por otras frutas que combinen bien con el chocolate como melocotones, fresas, mango… tendréis otros sabores, vuestros gustos y la disponibilidad en la frutería son los límites.

Si no os gusta el chocolate, se puede sustituir el cacao por cerezas congeladas y batidas a la vez que el plátano, o por cualquier otra fruta de vuestra elección.

En definitiva, el plátano es la base, pero a partir de ahí podéis hacer múltiples variantes, añadiendo frutas diferentes, con o sin tropezones, con trozos de galletas, cacahuetes, siropes… No os pongáis límites y experimentad.

Las fotos las hice antes de volver a meterlos en el congelador mientras comíamos, después la textura era más de helado y de regalo los trozos de cereza se habían congelado un poquito, así que estaban crujientes y fresquitos.

Helado Facil Platano Chocolate Cerezas 02

Fuente:

La idea la tomé prestada del blog de Lucía, Cortapicos y sacalenguas, como véis ella hizo una versión distinta.