Boniato al horno con romero y parmesano (Juego de blogueros 2.0)

Otra vez llega el último día del mes y con él la receta del juego de blogueros. Este noviembre el protagonista ha sido el boniato. Lo probé por primera vez hace más o menos tres años, volvíamos del centro y compramos uno asado en el kiosko de la plaza. Me pareció y me sigue pareciendo muy rico, con ese sabor entre la calabaza y la castaña, ligeramente especiado, y su textura untuosa. Aunque los veía en la frutería, hasta que salió elegido ingrediente del mes, no me había animado a comprar boniatos y cocinar con ellos. ¡Craso error! Es un ingrediente muy interesante que aporta sabor, textura y color a los platos. Y además es muy versátil, sirve tanto para preparaciones dulces como saladas.

Boniato al romero y parmesano (9)

 

Ingredientes:

  • 2 boniatos grandes
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita de romero seco picado
  • sal y pimienta

Boniato al romero y parmesano (1)

Elaboración:

Precalentar el horno a 180 ºC.

Lavar bien los boniatos, limpiar las zonas estropeadas de la piel y cortarlos en láminas finas.

Mezclar en un cuenco el aceite con el queso parmesano y el romero picado.

Boniato al romero y parmesano (2)

Agregar el boniato laminado al cuenco y remover hasta impregnar todas las rodajas con la mezcla de aceite, queso y romero.

Boniato al romero y parmesano (3)

Engrasar un molde para magdalenas con aceite de oliva.

Rellenar los huecos del molde con rodajas de boniato hasta que sobrepasen el borde (al hornearse reducen de volumen).

Boniato al romero y parmesano (5)

Espolvorear con sal.

Hornear a 180 ºC durante 45 minutos, hasta que los bordes y la parte superior estén dorados y crujientes y el interior esté tierno y cocido.

Boniato al romero y parmesano (6)

Sacar la bandeja del horno, dejar reposar 5 minutos y retirar el boniato con la ayuda de una cuchara.

Espolvorear con parmesano rallado, salpimentar y servir caliente.

Boniato al romero y parmesano (8)

Notas:

Se pueden pelar los boniatos, pero yo he preferido lavarlos bien y dejar la piel, que se pone crujientita en el horno. Me encanta. ❤

El parmesano es mejor rallarlo en el momento, siempre, nada que ver.

El romero puede ser fresco o seco. Cuando se pone fresco hace falta un poco más.

Es una guarnición perfecta para acompañar a otra preparación, pero por sí solas también pueden ser un plato único.

Fuente:

Buscando una forma de hacer boniatos al horno, me llamó la atención la presentación de esta receta.

Participantes:

 

logo-juego-de-blogueros-blog-400x272px

Anuncios