Crema de alubias pintas para picoteo

Hoy os traigo una nueva crema de picoteo para añadir a la pequeña familia formada por el hummus, la muhammara, el baba ganoush y el byessar. Aunque he probado unas cuantas recetas más que me han gustado, no he podido fotografiarlas para el blog, pero tranquilos, irán cayendo.

Crema de alubias pintas para picoteo (1)

A mí, por los ingredientes, me recuerda a platos de la cocina mexicana o ecuatoriana más que al hummus y demás cremas de tradición mediterránea.

Creo que lo ideal sería hacer esta receta con alubias negras, pero no las había cocidas, así que usé rojas, que le han dado un color bastante pintoresco, jejejeje.

Ingredientes (4 personas):

  • 1/2 cebolla morada pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1 o 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 400 g de alubias pintas/rojas cocidas (también valen negras)
  • 1 y 1/2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 2 cucharadas de zumo de lima
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 2 cucharadas de cilantro fresco
  • 1 o 2 cucharadas de agua (opcional)
  • sal y pimienta
  • Decoración opcional: un par de cucharadas de cebolla morada picada, cilantro fresco picado, un chorro de aceite de oliva virgen extra…

Preparación:

Escurrir bien las habas en un colador y lavarlas con agua fría para eliminar el líquido que llevan.

(Por comodidad las suelo usar de bote, pero se pueden usar las que hayan sobrado de otra receta o cocerlas específicamente)

Pelar y picar el ajo y la cebolla.

Poner en el vaso de la batidora todos los ingredientes y batir hasta obtener una pasta homogénea.

Salpimentar al gusto y batir para homogenizar.

Dejar reposar unas horas en el frigorífico tapada con film (no es imprescindible, pero gana en sabor).

Servir en un plato o cuenco y acompañar de nachos y bastoncitos de verdura cruda, pan de pita, colines, regañás o pan tostado (lo que os apetezca, vamos, aunque con nachos está especialmente buena).

¡Y a mojar hasta dejar el plato limpio!

Crema de alubias pintas para picoteo (2)

Ideas:

Se podría machacar todo junto en un mortero. Este proceso, aunque es un poco más laborioso, le deja una textura más rústica y con trocitos de cebolla que a mí me gusta mucho.

Si os queda demasiado densa, se puede aligerar con un poco de agua, en mi caso, con una cucharada y media fue suficiente. Recomiendo añadir poco a poco el agua, batiendo entre medias, para poder controlar mejor la cantidad hasta tener la densidad que más os guste.

La cantidad de ajo y comino, como siempre, es orientativa y podéis modificarla a vuestro gusto.

Fuente:

La descubrí, a través de Pinterest, en este blog.

Anuncios

Byessar

Y continuando con las recetas de cremas de picoteo ricas y muy muy fáciles de hacer, os traigo una crema de habas marroquí llamada Byessar. Como ya llega el calor, y  la idea de comer guisos de lentejas o fabada se hace un poco cuesta arriba, en casa los vamos sustituyendo por recetas más ligeras: ensaladas de legumbres o cremas de picoteo como el hummus o el byessar.

He visto recetas en las que utilizan habas frescas y otras en las que las utilizan cocidas, yo he utilizado alubias cocidas, porque son las que tienen en mi súper, así que supongo que más bien será un falso byessar.

¿A vosotros también os entran dudas existenciales a la hora de utilizar habas o alubias? ¿Sabéis reconocerlas? En cualquier caso, ambas son legumbres y su consumo es muy importante para llevar una dieta sana y equilibrada.

Byessar 01

Ingredientes (4 personas):

– 1 cebolla mediana

– 1 o 2 dientes de ajo

– 5 o 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

– 400 g de habas o alubias cocidas

– zumo de 1/2 limón

– 1 cucharadita de comino molido

– 1 cucharadita de tomillo (mejor fresco)

– 1 cucharadita de orégano (mejor fresco)

– 1 o 2 cucharadas de agua (opcional)

– sal y pimienta

Decoración: un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

Escurrir bien las habas o alubias en un colador y lavarlas con agua fría para eliminar el líquido que llevan.

(Yo las he usado siempre en bote, que es mucho más cómodo. También se pueden usar las que hayan sobrado de otra receta o cocerlas específicamente)

Pelar y picar finito el ajo y la cebolla.

Sofreír a fuego suave el ajo y la cebolla en una sartén con una cucharada de aceite de oliva, removiendo de vez en cuando hasta que la cebolla esté tierna y transparente. Añadir las alubias o habas, subir a fuego medio y cocinar durante 4 o 5 minutos, removiendo con frecuencia para evitar que se queme.

Apartar del fuego y dejar enfriar.

Exprimir el medio limón y colar el zumo.

Cuando el contenido de la sartén se haya templado, poner en el vaso de la batidora, añadir el zumo, el resto del aceite de oliva, el comino, el tomillo y el orégano, una pizca de sal y pimienta, y batir hasta obtener una pasta homogénea.

También sirve machacarlo todo junto en un mortero, es un poco más laborioso y la textura es un poco más rústica.

(Si os queda una crema demasiado densa, podéis aligerarla con agua, recomiendo hacerlo de cucharada en cucharada, batiendo entre medias, para poder controlar mejor la cantidad ya que puede necesitar más o menos según gustos. En mi caso con 2 cucharadas quedó perfecta)

Dejar reposar unas horas en el frigorífico tapada con film (no es imprescindible, pero sabe mucho mejor al hacerlo).

Servir en un plato o cuenco y rociar con un chorro de aceite de oliva (se puede espolvorear un poco de pimentón de la Vera, pero la verdad es que a mí me gusta así, para que no se enmascare el sabor de las hierbas).

Acompañar de bastoncitos de verdura cruda, como zanahoria y pepino (yo incluso he probado con coliflor cruda, sí, cruda, y estaba realmente buena), pan de pita, colines, regañás o pan tostado.

¡Y a mojar hasta dejar el plato limpio!

Byessar 02

Ideas:

Entre las hierbas sugeridas para hacerla, además del orégano y el tomillo, también se mencionan la mejorana y la menta frescas. Podéis elegir lo que más os guste y tengáis a mano. Yo las veces que lo he hecho sólo tenía orégano y tomillo secos, y esas son las que usé, pero seguro que está bueno con cualquiera de ellas.

La cantidad de ajo, como siempre, es orientativa y podéis modificarla a vuestro gusto.

Fuente:

La descubrí en el blog Recetas de rechupete.