Salteado de achicoria y cebolleta

Sí, habéis leído bien, en el título pone “achicoria” ¿la habéis probado alguna vez? Yo hasta hace un par de semanas, lo único que sabía de la achicoria era que hay un sustituto del café hecho a partir de su raíz. No tenía ni idea de que era una verdura de hoja, o al menos no era consciente de conocerla. La achicoria es de la misma familia que la escarola, la endivia y el radicchio italiano y comparte con ellas el regusto amargo. Si os gustan esas otras verduras, os gustará la achicoria y os recomiendo comprarla si la veis en la frutería.

El caso es que estoy en un grupo de consumo y cada dos semanas un agricultor ecológico de La Vera nos pasa una lista con los productos de temporada que está cosechando para que hagamos el pedido. Yo intento aprovechar para pedir cosas que no haya cocinado nunca. Hace cosa de un mes me llamó poderosamente la atención el “manojo de achicoria” y no pude evitar añadirlo a mi cesta. Así, a lo loco, ya buscaría luego recetas, jajajaja.

El manojo era gigantesco y la verdad es que nos pasamos una semana haciendo el festival de la achicoria, que si sopa, que si un cocido de alubias, patata y achicoria… Es muy versátil y le da un punto muy interesante a las preparaciones, un poco como los grelos.

Salteado Achicoria Cebolleta (2)

Esta receta no fue planeada, la preparé para comer y cuando vi el plato pensé ¿por qué no hago un par de fotos y para el blog? Sin probarla ni nada, si resultaba un fracaso, con borrar las fotos, solucionado. Como estáis leyendo este post, entenderéis que fue un éxito rotundo. A veces se me olvida que las recetas fáciles también merecen ser publicadas, porque no todo el mundo tiene ganas de complicarse la vida y necesita ideas rápidas.

Ingredientes:

  • Hojas de achicoria
  • 1 cebolleta pequeña por comensal
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Salteado Achicoria Cebolleta (3)

Elaboración:

Seleccionar hojas de achicoria mezclando brotes más tiernos con hojas más oscuras (saben distinto y le da un punto interesante al plato).

Lavar bien la achicoria y retirar, si fuera el caso, los trozos secos o estropeados.

Cortar en trozos como de 12 cm de largo.

Cocinar al vapor unos minutos hasta que las hojas empiecen a cambiar de color. Reservar.

Pelar y cortar la cebolleta en aros finos (también vale en pluma).

Poner una sartén al fuego con un chorreón de aceite de oliva virgen, cuando esté caliente, saltear los aros de cebolla a fuego medio-alto hasta que se pongan transparentes y empiecen a dorarse.

Añadir entonces la achicoria y saltear a fuego fuerte un par de minutos mientras removemos con una espátula de madera para que se mezcle con la cebolleta.

Salpimentar al gusto y servir caliente acompañado de unos huevos a la plancha, por ejemplo.

Salteado Achicoria Cebolleta (1)

¡Y a disfrutar de un placer sencillo!

Notas:

No tengo ni idea de la cantidad de achicoria necesaria, puse en el cestillo la cantidad que me pareció suficiente por persona, teniendo en cuenta que reduce un poco su volumen al cocerse.

Se puede sustituir la cebolleta por cebolla o chalotas.

Lo de cortar las hojas de achicoria es para que sean más manejables en el plato, pero podéis cocerla entera.

Para cocer al vapor, yo uso un cestillo metálico metido en una olla con un dedo de agua. También se puede escaldar la verdura directamente en agua hirviendo, pero a mí me gusta más el resultado al vapor. Para los más intrépidos, se puede saltear la verdura cruda directamente, cuando son espinacas, yo lo hago así, pero con la achicoria me dio un poco de miedo que se quedase cruda.

¿Os va el picante? Se puede añadir unas rodajitas de guindilla al salteado.

Fuente:

Después de hacer el pedido, guardé un par de recetas en pinterest, entre ellas una de Martha Stewart cuyo título,”Sauteed Escarole with Fried Shallots”, me pareció prometedor. La verdad es que no llegué a leerla, y a la hora de ponerme a cocinar, tenía demasiada hambre como para buscarla e improvisé locamente. Salió bien, jajajaja.

Anuncios