Galletas saladas de espinacas y sésamo

Como os prometía en la publicación anterior, os traigo la receta para hacer unas galletas saladas de espinacas y sésamo. Son galletitas crujientes, lo que en inglés llaman “crackers”, muy sabrosas y con un color espectacular.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (9)

Siempre los he preparado para comer con hummus y similares, aunque también funcionan como aperitivo por sí solos. Por cierto, si os gustan este tipo de galletas saladas, tengo otras de cacahuetes y cerveza de chuparse los dedos.

Ingredientes:

  • 200 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita y media de impulsor químico (7 g)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (15 ml)
  • 4 cucharadas de agua (60 ml)
  • 75 g de espinacas frescas

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (1)

Elaboración:

Lavar y escurrir las espinacas. Batirlas junto con el agua hasta obtener un puré suave.

Mezclar en un cuenco la harina con el impulsor químico, la sal y las semillas de sésamo.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (2)

Añadir el puré de espinacas y el aceite, mezclar con una espátula y amasar ligeramente con la mano. Si la masa está demasiado pegajosa, añadir más harina poquito a poco hasta que deje de pegarse (*).

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (3)

Precalentar el horno a 200 ºC.

Estirar la masa con un rodillo sobre una hoja de papel de hornear o una lámina  antiadherente reutilizable (**). Cuanto más fina dejemos la masa, mejor.

Cortar la masa en porciones con un cuchillo afilado o un cortapizzas, y transferir la lámina con la masa a una bandeja de horno.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (4)

Hornear a 200 ºC durante unos 15 – 20 minutos (***), hasta que se empiecen a dorar y estén crujientes.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (5)

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (6)

¡A comer! De verdad, son adictivas, yo no puedo parar cuando las hago.

Notas:

(*) Lo ideal es que la masa sea “jugosa” y húmeda pero no pegajosa. Yo tuve que añadir 20 g más de harina para conseguirlo y lo hice de cucharadita en cucharadita.

(**) Para evitar que la masa se pegue al papel al estirar con el rodillo se puede espolvorear con harina, tanto la lámina como el rodillo.

(***) El tiempo de horneado dependerá del grosor de la masa, cuanto más fina, más rápido estará lista, pero también del horno. Lo ideal es que se queden crujientes, y si la masa es gorda, se queda un poco como el pan. Echadles un ojo la primera vez para haceros una idea del tiempo necesario.

Además de con sésamo he probado a hacer estas galletas con pipas de girasol. Creo que una mezcla de semillas también puede funcionar bien, tengo que probar la próxima vez.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (7)

Guardadas en un recipiente hermético, estas galletas deberían durar un tiempo, aunque no tengo ni idea porque en casa siempre vuelan, jajaja.

Fuente:

Encontré la receta aquí. La verdad es que mis galletas quedaron con un color mucho más intenso que los suyas.

Galletas Saladas Espinacas Sesamo (8)

Anuncios

Hummus de coliflor (Juego de Blogueros 2.0)

¿A vosotos también se os ha pasado enero volando? Este mes en el reto el ingrediente estrella ha sido la coliflor y yo, que tenía grandes ideas para hacerla brillar, he acabado haciendo un humilde hummus en el ultimísimo momento, prueba irrefutable de que es una receta ideal para cuando no tenéis mucho tiempo para cocinar.

hummus coliflor (5)

A pesar de ponerme el último día posible (literalmente, el 30 por la mañana), aproveché para hacer dos recetas a la vez y las galletas saladas verdes que veis en las fotos serán la próxima receta que publicaré. Si os interesa, estad atentos. 😉

La coliflor es una hortaliza a la que le empecé a pillar el gusto en la universidad, porque de pequeña traía a mi madre por la calle de la amargura cada vez que la cocinaba. Y cómo son las cosas que ahora me la como hasta cruda, jajajaja.

hummus coliflor (1)

Este mes quería experimentar y probar formas nuevas de cocinar coliflor, pero no ha podido ser. Me quedo con las ideas que barajaba para probar y publicar en el futuro, porque algunas prometen bastante, y seguramente añadiré a la lista un buen puñado de las que han propuesto mis compañeros del reto. Tenéis la lista de participantes al final del post.

Ingredientes:

  • 500 g de coliflor
  • 4 cucharadas de tahini (60 ml)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (45 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 5 g de sal (un poco menos de una cucharadita)
  • 1 o 2 dientes de ajo (al gusto)
  • Para decorar: pimentón de la Vera y aceite de oliva virgen extra

hummus coliflor (2)

Elaboración:

Cocinar al vapor la coliflor, ya sea en microondas o en una olla con un cestillo. Una vez esté tierna, dejar enfriar destapada.

hummus coliflor (3)

Colocar los ramilletes de coliflor en el vaso de la batidora junto con el tahini, el aceite de oliva, el zumo de limón, la sal y el ajo picado. Procesar hasta obtener una crema suave y homogénea.

Pasar la crema a un cuenco, tapar con film y dejar reposar al menos una hora en la nevera.

hummus coliflor (4)

Antes de servir, dibujar surcos en la superficie del hummus con una cuchara, espolvorear un poco de pimentón de la Vera y añadir un chorrito de aceite.

Acompañar de bastoncitos de verduras crudas, regañás, pan tostado…

hummus coliflor (7)

¡Y a comer!

Notas:

Este hummus también se puede hacer para aprovechar coliflor cocida que haya sobrado.

Ojo con el ajo, yo le puse un diente demasiado grande, que encima parece cultivado en el mismísimo infierno, y me ha salido un hummus rabioso. He tenido que rebajarlo añadiendo 350 g más de coliflor y los equivalentes del resto de ingredientes, y aún así está fuerte. Es la primera vez que me enfrento a unos ajos así de mortales.

Si no os gusta o no tenéis tahini, se puede sustituir por la misma cantidad de yogur natural. Seguramente cambie la textura además del sabor, pero seguro que está muy bueno igualmente.

Si os gustan este tipo de elaboraciones, en el archivo tengo unas cuantas: hummus tradicional, muhammara, byessar, baba ganush, crema de alubias pintas, hummus de lentejas a la naranja… Somos tan forofos de estas cremas de picoteo que seguro que la familia sigue aumentando, jajaja.

hummus coliflor (6)

Fuente:

Sacada de aquí, aunque menos mal que no le hice caso con la cantidad de ajo, jajajaja.

Participantes:

María José: Crema de coliflor
Elvira: Pizza de coliflor
Carabiru: Hummus de coliflor
Fe: Muffins o magdalenas de coliflor
Mónica: Dumplins de coliflor y calabaza en caldo
Mari Sol: Pizza con base de coliflor
Inma: Coliflor con gambas en mayonesa de anchoas
Raxel: Pan de coliflor, parmesano y albahaca
Silvia K.: Crema de coliflor
Eva: Hamburguesas de coliflor
Maribel: Pizza con masa de coliflor
Maryjose: Cestitas de coliflor y huevo
Sara: Ensalada de coliflor y verduras con toque agridulce

Mantequilla con rooibos y naranja

Vamos a empezar la temporada 2019 con una receta sencillita y resultona, mantequilla aromatizada con rooibos y piel de naranja, para darle un toque de distinción a las tostadas del desayuno.

mantequilla aromatizada rooibos (7)

Llevaba años queriendo intentar alguna receta de “mantequilla con cosas” y al final ha salido tan bien que ya estoy pensando en qué otras combinaciones de ingredientes quiero probar.

Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla sin sal (puede ser margarina)
  • 2 cucharaditas de miel de azahar
  • 1 cucharadita de rooibos molido
  • ralladura de la piel de media naranja

mantequilla aromatizada rooibos (1)

Elaboración:
Cortar la mantequilla en trozos y dejarla a temperatura ambiente en un cuenco para que se ablande (no tiene que derretirse, por eso mejor evitar el microondas).

Moler el rooibos con un molinillo de café o de especias y tamizarlo ligeramente descartando las fibras más duras (*).

mantequilla aromatizada rooibos (2)

Cuando la mantequilla se haya ablandado, añadir la miel y mezclar bien con un tenedor.

Rallar la piel de naranja sobre la mantequilla y remover para integrarla.

Por último, espolvorear el rooibos y seguir removiendo con el tenedor hasta repartirlo homogéneamente.

mantequilla aromatizada rooibos (3)

Y ya está lista, sólo nos queda el “envasado”, que se me ocurren varias propuestas:

La primera, y más fácil, es colocar la mantequilla en un recipiente con tapa. También se puede tapar con film transparente.

Otra opción es poner la mantequilla en film transparente y formar un cilindro tipo chorizo, como en esta otra receta. Una vez se haya enfriado en la nevera se pondrá dura y mantendrá la forma.

Yo me puse en plan esteta y coloqué la mantequilla en un molde de silicona, la dejé endurecer en la nevera unas horas y después la envolví en papel de hornear. Es un poco rollo pero queda bonito. Creo que con moldes metálicos forrados con el papel antes de poner la mantequilla habría sido más fácil y rápido.

mantequilla aromatizada rooibos (4)

mantequilla aromatizada rooibos (5)

Notas:

(*) Si no sois muy tiquismiquis, se puede usar rooibos sin moler, pero tened en cuenta que las fibritas seguirán estando ahí. Si no tenéis molinillo, se puede moler más cantidad de la necesaria usando la batidora. Lo que sobre lo podéis usar para infusión igual que el rooibos normal.

Como la ralladura de naranja puede acortar el tiempo de conservación de la mantequilla, es mejor hacer poca cantidad, 50 o 100 g, para poder consumirla en pocos días.

mantequilla aromatizada rooibos (6)

Después de probar esta versión “dulce”, se me ocurrieron otras combinaciones posibles siguiendo con tés: rooibos o té rojo con frutos secos troceados seguro que funciona de maravilla, también puede estar bueno té matcha con ralladura de limón, o té negro molido con especias (por ejemplo las del típico té chai, jengibre, canela, cardamomo, clavo y pimienta). A ver si me animo algún día.

También me apetece intentar aromatizar la mantequilla con hierbas frescas u otros ingredientes “salados” ¿habéis probado alguna vez? ¿tenéis recetas?

Nosotros nos la comimos principalmente untada en tostadas, pero la mantequilla aromatizada se puede usar casi de la misma forma que la mantequilla normal, por ejemplo en recetas de galletas, o como cobertura “buttercream” para estas tartas que se han puesto tan de moda (y que dicho sea de paso, a mí me empalagan, jajaja).

mantequilla aromatizada rooibos (8)

Fuente:

Es una versión de esta receta a la que añadí el toque cítrico, que de verdad le sienta bien al rooibos. 🙂

Barritas de remolacha, frutos secos y semillas (Juego de Blogueros 2.0)

Mi propuesta para el último reto de 2018 son unas barritas energéticas de remolacha, frutos secos y semillas variadas. Son unos bocaditos ideales para un tentempié de media mañana o una merienda junto con un té, un vaso de leche o un zumo.

Barritas Energeticas Remolacha (11)

Aunque hubo un empate entre endivias y remolachas, desde el primer momento tuve claro que quería utilizar las segundas. La elección fue motivada principalmente por su color, ya que cuando hice estos gofres de remolacha y naranja, aluciné bastante con el poder colorante de esta raíz. Me queda pendiente cocinar las hojas, porque esta vez se me pasaron y no las pude aprovechar, y probar remolachas de otros colores, porque de momento sólo he visto la roja/morada.

Tengo guardadas unas cuantas recetas con remolacha que quiero probar, pero en esta ocasión me decanté por las barritas energéticas ya que en el estudio donde trabaja J. estuvieron este mes con la entrega de un proyecto y quise regalarles un bocado diferente para reponer energías.

Si os gustan este tipo de tentempiés, tengo otra receta en el blog que ahora que me acuerdo, quiero volver a preparar, jajajajaja.

Como siempre, al final os dejo la lista de participantes del reto, que seguro que han preparado cosas deliciosas.

Ingredientes (para 16/18 barritas):

Para la base:

  • 1 remolacha grande
  • 3 plátanos maduros
  • 200 g de copos de avena
  • 3 cucharadas de sirope de arce (*)
  • 100 g de frutos secos (**)

Barritas Energeticas Remolacha (1)

Para la cobertura:

  • 80 g de arándanos
  • 45 g de copos de avena
  • 50 g de frutos secos (**)
  • 10 g de copos de coco (opcional)
  • 50 g de semillas (***)
  • 1 cucharada de sirope de arce (*)
  • 50 ml de bebida vegetal (en mi caso, leche de almendras)

Barritas Energeticas Remolacha (2)

Elaboración:

Empezamos por la base de las barritas.

Lavar bien, cocinar y pelar la remolacha. En mi caso la cocí al vapor, entera y con piel, para que no perdiese jugo, y la pelé una vez cocida. He leído que asándola en el horno, en papillote y también entera, se consigue potenciar los azúcares y el color, quiero probarlo para otras ocasiones.

Barritas Energeticas Remolacha (4)

Trocear la remolacha cocida y triturarla bien junto con los tres plátanos, hasta obtener un puré homogéneo.

Barritas Energeticas Remolacha (5)

Triturar los frutos secos y añadirlos al puré de remolacha y plátano junto con los copos de avena y el sirope. Para una textura un poco más fina, procesar durante unos segundos en la trituradora después de integrarlo todo.

Barritas Energeticas Remolacha (6)

Precalentar el horno a 180 ºC.

Forrar con papel de hornear un molde rectangular o cuadrado (el mío es de 22×28 cm pero la receta decía que de 20×20).

Repartir la masa homogéneamente en el fondo de la bandeja y hornear a 180 ºC durante unos 8 minutos.

Retirar del horno y dejar reposar mientras preparamos la cobertura.

Trocear ligeramente los frutos secos y los copos de coco.

Combinar en un cuenco todos los ingredientes de la cobertura.

Barritas Energeticas Remolacha (3)

Volcar la mezcla sobre la base prehorneada repartiéndola bien para que los arándanos no se queden apelotonados.

Barritas Energeticas Remolacha (7)

Hornear de 12 a 15 minutos más a la misma temperatura hasta que la cobertura se empiece a tostar.

Retirar del horno y dejar enfriar en la bandeja.

Barritas Energeticas Remolacha (8)

Una vez frío, trocear en porciones individuales, ya sean barritas o cuadrados.

Yo corté una parte en barras y otra en cuadrados y salen entre 14 y 18 porciones, aunque si hacéis bocaditos más pequeños salen unos pocos más.

Barritas Energeticas Remolacha (9)

¡Y a recuperar energía!

Notas:

Mejor si la avena, al menos la de la base, es de la variedad suave, es decir, ya desmenuzada, porque así nos podemos ahorrar el tener que triturarla.

(*) No tenía sirope, así que lo sustituí por miel de azahar.

(**) Usé una mezcla, a partes iguales, de almendras, avellanas, anacardos y pistachos, tanto en la base como en la cobertura. Quizá me vine muy arriba con la variedad, la próxima vez creo que pondré sólo almendras y avellanas, aunque el toque verdecito de los pistachos es un plus estético. Podéis poner nueces, pacanas, cacahuetes… y a ver qué sale. También se pueden usar unos en la base, y otros en la cobertura.

(***) Ya puestos a ir a lo loco con la variedad puse, a partes iguales, semillas de calabaza, de chía, de lino dorado y un mezclillo que tenía por ahí que además de pipas de calabaza, también lleva de girasol, semillas de amapola, de lino marrón y de sésamo.

En mi caso, para la base no trituré los frutos secos, los desmenucé ligeramente con el mortero y los mezclé junto con el puré y el resto de ingredientes directamente en un cuenco, de forma que quedaron trozos de distintos tamaños en la masa. A mí me gusta así, pero podéis procesarlo un poco más.

Los copos de coco fueron una improvisación de último momento, pero la verdad es que es un sabor que le queda bastante bien. Si no encontráis copos, se puede usar coco rallado, pero no será lo mismo. Eso sí, intentad que no lleven azúcar añadido.

La receta original llevaba grosellas negras en lugar de arándanos, pero no encontré. Creo que cualquier fruto con un puntillo se sabor ácido puede valer, ya sean frambuesas, arándanos, grosellas… o incluso moras.

Barritas Energeticas Remolacha (10)

Fuente:

Saqué la receta de un blog vegano que encontré a través de pinterest. Inevitablemente, como es marca de la casa, hice un par de cambios para adaptar la receta a lo que yo tenía en la despensa.

Barritas Energeticas Remolacha (12)

Participantes:

Elvira: Ensalada de endivias con queso, membrillo y nueces
Carabiru: https://birulicioso.wordpress.com
Fe: http://www.codigosecreto280.com/
Mónica: Crumble de remolacha y mandarina
Inma: Lomo de cerdo a la naranja con endivias
Maryjose: Tartaletas de endivias al roquefort

logo-juego-de-blogueros-blog-400x272px

Cáscara de cítricos confitada

No tenía pensado publicar esta receta, pero como la hice para utilizar la cáscara confitada en otra elaboración que próximamente aparecerá por aquí, me decidí a hacer un par de fotos y colgarla también.

La cáscara confitada de naranja, limón e incluso pomelo, lima y mandarina, se utiliza no sólo como ingrediente en otras elaboraciones como el típico roscón de reyes, sino que también se puede consumir como golosina. Y ojo, no nos llevemos a engaño, por muy casera que sea, es una bomba de azúcar y no hay que abusar.

Cascara Confitada Citricos (2)

Impresionante el sabor, especialmente el de los trocitos de limón. ¡Os recomiendo probar!

Ingredientes:

  • Piel de naranja, limón, pomelo…
  • azúcar
  • agua

Elaboración:

Lavar y pelar los cítricos, en mi caso, naranjas y limones, dejando la parte blanca interior.

Cortar las cáscaras en bastoncitos como de medio centímetro de ancho y largo al gusto.

Poner agua a hervir. Que sea suficiente para cubrir toda la cáscara que tenemos.

Cuando llegue al punto de ebullición, añadir las cáscaras y hervir durante unos 3-5 minutos.

Retirar del fuego, escurrir bien y repetir 3 o 4 veces más.

A este proceso se le llama blanqueo y sirve para eliminar el amargor de las cáscaras.

Una vez blanqueadas y bien escurridas, pesar las cáscaras.

Elaborar un sirope con agua y azúcar, poniendo la misma medida de cada uno que la que tenemos de cáscaras (en mi caso, tenía 180 g de cáscaras, así que el sirope lo hice con 180 g de azúcar y 180 g de agua).

Poner el sirope en un cazo al fuego. Cuando hierva, añadir las cáscaras, remover y dejar cocer durante unos 5 minutos.

Apagar el fuego y dejar reposar media hora.

Volver a calentar hasta que hierva, bajar el fuego al mínimo, y cocer lentamente, removiendo de vez en cuando hasta que se pongan transparentes.

Escurrir sobre una rejilla y dejar secar un día.

Cascara Confitada Citricos (1)

En mi caso las dejé sobre papel de hornear, las hice por la noche y por la mañana les di la vuelta para que se secaran también por el otro lado.

Y ya están listas para usar… por ejemplo… cubiertas de chocolate negro, jajajajajaja.

Para eso sólo tenéis que fundir el chocolate al baño maría, sumergir los bastoncitos y dejar que se endurezca la cobertura sobre papel de hornear.

Cascara Confitada Citricos (3)

¿Qué os parece? ¿Estáis deseando hacerlo? 😉

Notas:

Usé la cáscara de un limón y una naranja y media. Antes de blanquear, pesaba como 120 gramos, que se convirtieron en 180 g de cáscaras blanqueadas, y unos 200 g de cáscaras confitadas al final. Por tener un poco idea de cantidades.

Hay gente que reboza los bastoncitos en azúcar después de confitarlos, pero a mí me parece un exceso y tampoco me gusta masticar granos de azúcar, así que… así los he dejado.

Se puede conservar bastante tiempo y, como os dije más arriba, usarla por ejemplo, para el roscón de Reyes, el panettone o cualquier otra elaboración que lleve frutas confitadas.

Fuente:

Me leí como 5 recetas y cada una decía una cosa. En unas se pesaban las cáscaras al inicio, en otras tras el blanqueo… Unas elaboraciones hacían un sirope a partes iguales, otras con más agua… El proceso de cocción también era distinto. Total, un jaleo. ¿Qué hice al final? Pues el mix que veis ahí arriba, con un poco de todo, a mi manera.