Carpaccio de zanahoria y pepino

No he podido evitar la tentación de ponerle un nombre rimbombante a esta sencilla ensalada de pepino y zanahoria, jajajaja.

Pongamos que si emplatas la ensalada en una capa de rodajas muy finas, dispuestas decorativamente, le puedes llamar carpaccio. Así que esto de abajo, es un carpaccio:

Ensalada de rodajas de zanahoria y pepino

(Puse el plato torcido y ahora no puedo ver otra cosa, jajajaja)

Y si no tienes el día artístico, y lo mezclas todo en un cuenco, es una ensalada, como la de aquí abajo:

Al margen de debates lingüísticos, le llaméis carpaccio o ensalada, está buenísima y tenéis que probarla.

Pocos ingredientes, nada de calor en la elaboración y deliciosidad máxima, todo ello con 2 ingredientes más el aliño, que puede ser un simple chorrito de limón y sal, que es como yo la aliñé la primera vez que la hice, o añadir también un poco de aceite de oliva virgen extra y un poco de pimienta negra recién molida.

Ingredientes:

  • zanahorias
  • pepino
  • limón
  • opcional: sal, pimienta negra, aceite de oliva, hierbas al gusto…

Elaboración:

Lavar y pelar las zanahorias y el pepino.

Cortar en rodajas finas con una mandolina. Si no tenéis, como yo, sirve un pelapatatas o incluso un cuchillo bien afilado.

Aliñar con zumo de limón recién exprimido.

Salpimentar al gusto y añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Dejar reposar 5 minutos para que el limón impregne las rodajas.

¡Y chimpún! Lista para comer.

Notas:

Las cantidades son al gusto. En la ensalada de la foto de abajo, hay el pepino entero y sólo una zanahoria. ¿Sois más fans de las zanahorias? Pues poned más que pepino. ¿Al revés? Pues ya sabéis.

Cuenco de ensalada de zanahoria y pepino

Se puede usar vinagre de vino blanco, pero la verdad es que a mí me gusta más con limón, el sabor es más chispeante.

Fuente:

¿Qué hierbas le quedan bien? Pues yo creo que eneldo, sin duda. Es posible que perejil también, será cuestión de probar. Si son hierbas secas, lo mejor es mezclarlas con el zumo de limón antes de cortar las hortalizas, así van soltando sabor y aroma.

Estoy segura de que habrá recetas de esto mismo por ahí, pero lo cierto es que un día de verano (¿el pasado o el anterior? no recuerdo) abrí la nevera y sólo había pepinos y zanahorias, un par de limones y alguna otra fruta, seguramente. Hacía calor y no me apeteció nada salir a comprar, así que, para darle un aspecto más elegante a la ensalada de emergencia, corté rodajas con el pelapatatas. No hay que subestimar ni a la pereza (tengo el súper a dos portales del mío) ni a la creatividad, jajajaja.

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s