Bombones de café

Para ir abriendo boca mientras preparo alguna receta paraguaya más, os traigo una que tenía en borradores a la espera de tiempos menos calurosos, unos bombones de café que se suman a los de té matcha y café moca que ya había publicado.

Una vez que descubres lo fácil que es, hacer bombones es adictivo y te encuentras pensando en variantes nada más acabar de hacer los últimos. Si en los anteriores jugamos con el contraste entre un sabor suave en la ganache y uno fuerte en la cobertura, en esta ocasión os propongo invertir términos y combinar una ganache de sabor fuerte y amargo de chocolate negro y café con una cobertura más dulce de chocolate blanco.

Bombones Cafe (6)

Para mí el contraste dulce-amargo es perfecto tal cual, pero si sois más de dulce podéis añadir miel a la ganache, que además ayudará a que se conserven más tiempo.

Ingredientes (para 4 docenas de bombones):

Para la ganache:

– 200 g de chocolate negro para repostería (mínimo 55% cacao)

– 70 ml de café cargado

– 20 g de miel (opcional)

Para la cobertura:

– 100 g de chocolate blanco para repostería

– unas onzas de chocolate negro (opcional)

Bombones Cafe (1)

Preparación:

Preparar el café expreso o en puchero, con cafetera de goteo el sabor es menos intenso, pero puede servir.

Para hacer café en puchero llevar a ebullición 150 ml de agua. Cuando rompa a hervir, retirar del fuego y añadir 1-2 (dependiendo de lo intenso que queramos el sabor a café) cucharadas de café molido, remover con una cuchara para que se empape bien el café, dejar reposar 10 minutos y filtrar (yo lo hago con un paño de algodón puesto sobre un colador).

Mientras el café reposa, trocear y fundir a baño maría el chocolate, introduciendo el cuenco con el chocolate en un cazo con agua caliente (se puede derretir en microondas pero a mí no me gusta, es demasiado fácil quemarlo).

Bombones Cafe (2)

Añadir 70 ml del café filtrado al chocolate. Mezclar suavemente con una espátula de silicona, evitando hacer burbujas, hasta deshacer los grumos y obtener una crema uniforme (en este punto podemos meter un dedo muy pero que muy limpio para probar la ricochura, pero es opcional).

Si vamos a añadir la miel, lo mejor es disolverla primero en el café caliente, así se repartirá mejor.

Envolver el cuenco con film transparente y dejar enfriar a temperatura ambiente de un día para otro, así se asentará el sabor del café. Si pasado este tiempo la ganache no tiene suficiente consistencia para formar bolitas sin que se nos pegue todo a las manos podemos meterla en la nevera una o dos horas (si hace calor o tenemos prisa, se puede meter directamente en la nevera desde el principio).

Con la ayuda de una cucharilla y moldeando con las manos hacer bolitas del tamaño de avellanas con la ganache y volver a meter en la nevera mientras fundimos al baño maría el chocolate blanco que usaremos como cobertura (cuanto más frías estén más rápido se endurecerá la cobertura, yo las dejo en la nevera al menos una hora y luego sigo).

Bañar las bolas en el chocolate blanco teniendo cuidado de que queden bien cubiertas y dejar enfriar sobre una bandeja forrada con papel de horno, si quedan agujeritos se pueden tapar con un palillo mojado en chocolate blanco (aprovechando que tengo los dedos manchados de bañar las bolitas yo lo hago con un dedo).

Bombones Cafe (3)

Para darles un toque especial se pueden decorar con un poco, para ello hay que fundir 3 o 4 onzas de chocolate negro de la misma forma que hemos hecho antes y hacer dibujos en los bombones con un palillo o el filo de una cucharilla.

Bombones Cafe (4)

Una vez que estén frías, despegar con cuidado del papel de hornear y guardar en un recipiente hermético. Como no llevan nata se pueden conservar en la nevera o en el congelador bastantes días sin problemas.

Bombones Cafe (5)

¡Espero que os gusten!

Ideas:

Si preferís un sabor más intenso, se pueden bañar en chocolate negro y decorarlo con gotas de chocolate blanco.

Para las trufas de café sólo hace falta eliminar la cobertura de chocolate blanco y rebozar las bolitas en cacao puro directamente después de formarlas. Dos cucharadas colmadas de cacao deberían ser suficiente para todas.

Bombones Cafe (8)

No lo he probado, pero creo que se podrían disolver tres de cucharaditas de café soluble, que los hay descafeinados por si no podéis tomar cafeína, en 70 ml de agua caliente.

Bombones Cafe (7)

Fuente:

Partí de esta receta, aunque eliminé la mantequilla y convertí las trufas en bombones bañándolas en chocolate blanco.

 

Anuncios

Un comentario

  1. Pingback: Juego de blogueros 2.0: Trufas de mandarina | ¡Birulicioso!

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s