Pollo en salsa de café y mostaza

En la receta de pannacotta de café os comentaba que, como no lo tomo, no suelo cocinar con café. Me encanta su olor y, aunque al no consumirlo no me acostumbro a su sabor como bebida, hay que reconocer que tiene un regusto muy interesante.

Me quedó el gusanillo de sacarle más partido como ingrediente, así que seguí investigando. Aunque hay muchos postres en los que poder utilizarlo, esta vez me decanté por una receta salada porque, aunque es más conocido su uso en recetas dulces, también se puede usar para darle un toque sorprendente a platos de carne, por ejemplo.

La receta que os propongo es muy fácil de hacer, en el resultado final influye más la calidad de los ingredientes que vuestra pericia como cocineros. Intentad usar un buen café (yo usé un Brasil Sul Minas) y una mostaza decente, evitad la típica que se le suele poner a las hamburguesas porque el sabor no tiene nada que ver, y os garantizo que os chuparéis los dedos.

Pollo Salsa Cafe Mostaza 001

Ingredientes (para 2 personas):

– 300 g de pechuga de pollo

– 3 cucharadas de salsa de soja

– 3 cucharadas de mostaza de Dijon

– 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

– 200 ml de café fuerte

– 1 cucharada de azúcar

Guarnición: Patatas cocidas o en puré, arroz…

Pollo Salsa Cafe Mostaza 002

Preparación:

Limpiar y trocear en pedazos del tamaño de un bocado la pechuga de pollo.

Mezclar el aceite, la salsa de soja y la mostaza en un cuenco mediano.

Añadir el pollo troceado, remover para que se impregne bien con la marinada y dejar marinar tapado con film transparente al menos dos horas (cuanto más tiempo esté, más sabor tendrá, eso sí, guardadlo en la nevera para evitar riesgos).

Preparar el café (expreso o en puchero, en cafetera de goteo no coge todo el sabor que nos interesa para la receta).

Café en puchero:

Hervir 250 ml de agua en una olla pequeña. Apartar del fuego cuando alcance el punto de ebullición y añadir 3-4 cucharadas de café molido, remover para que se empape bien, dejar reposar unos 10 minutos y filtrar con un filtro de papel o un colador de tela (si tenéis una cafetera de émbolo, es una buena opción).

Escurrir el pollo y reservar la marinada.

Saltear el pollo en una sartén a fuego medio-fuerte hasta que esté bien cocinado (no hace falta poner aceite, el que lleva de la marinada es suficiente). Reservar.

Mezclar la marinada con el azúcar y 200 ml del café preparado. Cocinar en la misma sartén hasta que reduzca.

Añadir el pollo y remover 2 o 3 de minutos para que se impregne bien de la salsa.

Salpimentar si es necesario.

Servir caliente junto con arroz, patatas cocidas o en puré (en resumen, algo que coja bien la salsita).

Pollo Salsa Cafe Mostaza 003

¡Y a disfrutar de la explosión de sabores!

Ideas:

Mientras lo hacía por segunda vez, se me ocurrió que una buena variante sería sustituir el azúcar por la misma cantidad de miel, ya que su sabor combina muy bien tanto con la soja, como con la mostaza o el café. La próxima vez lo probaré.

Parece que no, pero tiene cafeína, y pega un buen subidón, así que si tenéis niños a la mesa, hacedlo sin café (que está muy rico también) o utilizad descafeinado.

 Fuente:

Haciendo una búsqueda de recetas saladas con café, llegué a ésta del blog Manzana y Canela, que acabé por usar cambiando el solomillo ibérico por unas humildes pechugas de pollo. Tengo pendiente prepararla tal como la hacen en ese blog, porque tiene muy buena pinta.

 

Anuncios

  1. Justo estaba pensando “mis hijos se van a chupar los dedos esta noche” cuando he leido lo del subidón y me he dicho “¡¡¡NOOOOOORRRRR!!!”. Así que lo haré sin café (¿podría sustituirlo por algo? ¿Un té molón sin teína o será una guarrada?) . Es que tengo unos cuantos tés molones que me envía mi hermana de vez en cuando desde Malaysia y me molaría darles un uso culinario… Aprovecho para dejar caer ésto, como quien no quiere la cosa, a ver si te cocinas algo con té y así me lanzo. ¡¡Gracias!! 😀

    • 😀 ¡Pues justo tengo alguna!
      Un arroz con leche muy molón (que te recomiendo hacer con alguna variedad de té rojo o negro, con verde no lo tengo testado) y unos muffins de cacao que yo hice con té pakistaní, pero que admite cambios.
      Y como sigo colaborando con una tienda de tés y cafés, irán saliendo unas cuantas más en breve. 😉

    • ¡Ah! Con respecto a lo de cambiar en esta receta en concreto té por café, no sé si lo veo, pero sin café ya te digo que está que te mueres y encima es apto para churumbeles a los que les guste la mostaza, eso sí, jajaja.

  2. Las fotos de esa salsa sobre ese cuenco de arroz me parecen espectaculares. Casi, casi eclipsan la pinta que tiene, pero todavía me puede más el gusto que la vista 😛

    A mí no me gusta el café bebido, pero sí todo lo que tenga que ver con él. Licor café y postres en especial, pero nunca lo he probado en salado, así que, puede ser un buen comienzo. La mostaza es amor.

    • Ohhhh, licor caféeeee.. : )_____
      Me sigue pareciendo difícil hacer fotografía de comida salada que (me) quede bien en fotos, pero creo que con estas hice un trabajo bastante pasable, jejeje.
      Si te animas a probarlo, cuéntame qué tal. 😀

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s