Galletas cebra

Desde Navidad no había vuelto a hacer galletas, en parte porque con la mudanza me he vuelto a quedar sin rodillo (¡hola de nuevo, botella multiusos!) y en parte porque no tengo una encimera demasiado amplia. La semana pasada me entraron ganas de experimentar un poco y cuando me quise dar cuenta estaba dándole vueltas a la idea de hacer unas galletas de dos sabores y pensando en la mejor forma de llevarlas a cabo. Valió la pena encender el horno con estas temperaturas que hay en Madrid, porque quedaron riquísimas y, ¿está mal que yo lo diga?, muy bonitas.

Galletas cebra

Ingredientes: (para 24 galletas)

– 150 g de mantequilla

– 100 g de azúcar

– 1 huevo mediano

– 1 cucharadita de esencia de vainilla

– 225 g de harina (puede hacer falta más, en mi caso fueron unos 50 g más)

-30 g de cacao en polvo (yo he usado cacao puro Valor)

Preparación:

En un bol, cortar en dados la mantequilla y ablandarla unos segundos en el microondas si es necesario (unos 10 segundos, que no se derrita).

Batir con unas varillas e ir añadiendo poco a poco el azúcar.

Agregar el huevo y la esencia de vainilla y batir hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea.

Dividir en dos partes la mezcla (si no habéis tarado el cuenco en el que hacéis la mezcla: un huevo mediano pesa alrededor de 58 g, así que el total de la mezcla serán unos 310 g y la mitad unos 155 g).

Dividir la harina en dos partes, 125 g y 100 g. Tamizar las dos partes por separado añadiendo el cacao al montón de 100g.

Agregar poco a poco la harina al bol de la crema de mantequilla mientras la integramos con una espátula, hasta que veamos que se puede trabajar con las manos, y lo mismo con la mezcla de harina y cacao.

Si la masa se pega a las manos añadir más harina poco a poco mientras se amasa (ojo con pasarse).

Tapar la masa con film transparente y dejarla reposar en la nevera durante al menos 1 hora.

Dividir cada una de las masas en dos bolas. Colocar la bola masa entre dos láminas de film transparente, y estirar con un rodillo hasta obtener una plancha de unos 5mm de grosor. Repetir con la masa de chocolate.

(En este punto con el calor la masa se había ablandado muchísimo, así que metí las cuatro planchas envueltas en film en el congelador 10 minutos)

Precalentar el horno a 180º C (yo lo hice más o menos en este punto, justo al meter las planchas en el congelador, pero dependerá de lo rápido que sea vuestro horno).

Montar las capas intercalando una blanca y otra de chocolate, estirar ligeramente con el rodillo entre capa y capa, cortar por la mitad a lo ancho con un cuchillo bien afilado y poner una mitad encima de la otra (de esta forma tenemos 8 capas, entre 7 y 8 cm de alto en mi caso).

(Volví a meterlas en el congelador 10 minutos)

Igualar el bloque cortando los sobrantes de los laterales (no es necesario pero al hacerlo las galletas quedan con los bordes regulares) y dividir el bloque en dos a lo largo (el mío tenía unos 7 u 8 cm de frente, así que al cortarlo me quedaron unas galletas casi cuadradas) y después cortar en láminas de unos 5mm de espesor.

Galletas cebra - Elaboración

(Me explico mucho mejor en dibujos, ¿verdad?)

Colocar las galletas en una bandeja de horno sobre papel de hornear separándolas entre ellas un par de dedos (deberían caber unas 12 por hornada).

Hornear a 180º C unos 12-15 minutos, hasta que empiecen a dorarse las galletas (si se pasan al enfriarse se endurecerán, así que vigilad que la parte blanca no se oscurezca).

Dejar enfriar sobre una rejilla.

_DSC1512-2

Ideas:

Con los sobrantes se pueden hacer galletas jaspeadas juntándolos en una bola, estirando con el rodillo y cortando con un cortapastas (si veis que se ha ablandado demasiado, volved a meter la masa en la nevera o congelador tapada con film) o haciendo bolitas del tamaño de una nuez y aplastándolas un poco al ponerlas sobre la placa del horno cubierta con papel de hornear.

Si no queréis andar con problemas de dividir la mezcla de mantequilla, podéis hacer el doble de galletas (que nunca sobran) y utilizar para la masa normal: 150 g de mantequilla, 100 g de azúcar, 1 huevo mediano, 1 cucharadita de esencia de vainilla y 250 g de harina; y para la masa de chocolate: las mismas cantidades de todo excepto de harina, que serían unos 200 g, y 60 g de cacao.

Fuente:

La receta base es la misma que utilicé para estas otras galletas cambiando parte de la harina por cacao.

Anuncios

  1. Geniales esos planos de la masa. ¡Cómo se nota la arquitecta que llevas dentro! 😀

    Después del exitazo de los muffins de manzana, no sé si lanzarme con las galletas. No las he hecho nunca y me parecen algo complicadas. —A pesar de esos magníficos dibujos explicativos ;-D
    Me lo pensaré ♥

    • Ayer cuando estaba escribiendo la receta tuve que parar para ir a merendar algo, porque me rugía el estómago sólo de ver las fotos.
      Jejeje, la verdad es que comértelas luego compensa el calor, 😉

  2. Pingback: Galletas espiral de Té Matcha | ¡Birulicioso!

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s