Muffins de manzana y canela

Mucha gente afirma que la cocina puede ser terapéutica y creo que no les falta razón. Yo empecé a cocinar más en serio cuando el proyecto fin de carrera empezó a generarme más estrés del que era capaz de gestionar. Pasarme media hora, a veces algo más, concentrada en una tarea completamente distinta y que además venía con premio al finalizar, me ayudó a no volverme demasiado loca aquellos meses.

Con el tiempo he descubierto que también sirve para ayudar a otros, o al menos intentarlo. Estos muffins los hice para un par de amigos que están pasando una mala racha. Sé que unos bizcochitos no van a solucionar su problema como por arte de magia, pero hacer algo dulce para ellos me hace sentir un poco menos impotente.

Muffins de manzana y canela

Ingredientes: (para 10-12 muffins)

– 175 g de harina

– 1 cucharada de levadura en polvo (un sobre de Royal son 16 g, aprox. una cucharada)

– 1 cucharadita de canela molida

– 175 g de mantequilla sin sal ablandada

– 175 g de azúcar (en mi caso 100 g de azúcar blanco y 75 g de moreno)

– 3 huevos medianos (sacadlos un rato antes para que atemperen)

– 1 cucharadita de esencia de vainilla

– ralladura de medio limón

– 150 g de manzana rallada gruesa o picada (depende de la manzana, pero más o menos 3/4, aunque se puede poner toda)

Preparación:

Precalentar el horno a 200ºC.

Tamizar la harina con la levadura y la canela en un cuenco grande.

En un cuenco mediano cortar en dados la mantequilla y ablandarla si es necesario unos segundos en el microondas (unos 15 segundos, queremos una textura tipo pomada).

Añadir el azúcar y mezclar hasta conseguir una crema homogénea.

Batir ligeramente los huevos junto con la esencia de vainilla y agregar a la crema de azúcar y mantequilla poco a poco, integrando bien antes de añadir más.

Agregar al cuenco de la harina y mezclar con una espátula hasta obtener una pasta homogénea y sin grumos.

Incorporar la ralladura de naranja y la manzana.

Colocar cápsulas de papel en una bandeja para magdalenas (si no tenéis, se pueden poner 2 cápsulas para cada muffin en una bandeja de horno o utilizar cápsulas de silicona).

Repartir en las cápsulas la mezcla hasta más o menos 3/4 de su altura.

Hornear hasta que suban y se doren, unos 15-20 minutos (puede variar, se comprueba pinchando con un palillo, si sale limpio, están listas).

Sacar del horno la bandeja, dejar reposar las magdalenas en ella unos 5 minutos y ponerlas a enfriar sobre una rejilla metálica.

Curiosidades:

Los bizcochos y muffins con fruta además de conservarse mejor, también ganan sabor con el tiempo, probadlo si sois capaces de resistir la tentación.

Muffins de manzana y canela

Fuente:

La receta base la saqué de un libro que me regalaron hace un tiempo, “El arte de cocinar Magdalenas” de editorial Parragon, y que ya había usado previamente en una receta muy parecida.

He cambiado la elaboración porque no me convencía demasiado y algunos ingredientes para adaptarla a los gustos de las personas a las que se las he regalado.

Anuncios

  1. Esta receta si es de las que me gustan!!!!! yujuuu
    en cuanto entregue me pongo a ello 😉 aunque tendré que comprar papelitos de magdalenas.

    Además la cocina sirve de regalo perfecto en cumpleaños, a mí me ha sacado más de una vez de algún apuro!

  2. Pingback: Muffins de cacao y té pakistaní | ¡Birulicioso!

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s