Baldosas comestibles para B&C

¿Seguís ahí? Espero que sí, en serio, no pretendía dejar esto abandonado 3 meses, el tiempo pasa volando.

Vuelvo con una entrega especial, unas galletas de mantequilla que hice para celebrar la entrada número 100 de “B&C” la granja en el fin del mundo que comparto con Etringita, y en la que atesoramos baldosas hidráulicas, canguros y té. Un extraño trío, ¿verdad? Lo sabemos, pero es nuestro y lo queremos mucho.

Como el tema principal de B&C son las baldosas, decidimos jugar con el concepto a la hora de hacer las galletas. Esta es mi versión, la de de Etringita la tenéis en Fotomerienda, su magnífico blog de cocina.

Decidí hacer galletas cuadradas, que juntas creasen un patrón típico de baldosas hidráulicas (este en concreto puede crear dos diseños distintos). Para cortarlas usé un aro emplatador de 6×6 cm a falta de un cortapastas de ese tamaño. Quedaron unas galletas del tamaño perfecto para poder ponerse creativos en la decoración.

Galletas de mantequilla

Ingredientes: (para 24 galletas)

– 150 g de mantequilla

– 100 g de azúcar

– 1 huevo

– 1+1/2 cucharadita de esencia de vainilla

– 250 g de harina (puede hacer falta más, en mi caso fueron unos 300 g)

Opcional, para decorar:

– 1 yema de huevo

– azúcar glas y canela en polvo.

Preparación:

En un bol, cortar en dados la mantequilla y ablandarla unos segundos en el microondas (unos 10 segundos, que no se derrita).

Batir con unas varillas e ir añadiendo poco a poco el azúcar.

Agregar el huevo y la esencia de vainilla (yo los batí ligeramente en un cuenco antes) y batir hasta obtener una mezcla cremosa.

Tamizar la harina en otro cuenco e ir agregándola poco a poco mientras la integramos con una espátula, hasta que veamos que se puede trabajar con las manos.

Si la masa se pega a las manos añadir más harina poco a poco mientras se amasa (en verano, con el calor, seguramente haga falta, pero ojo con pasarse).

Tapar la masa con film transparente y dejarla reposar en la nevera durante al menos 1 hora.

Precalentar el horno a 180º C.

Colocar la masa entre dos láminas de film tranparente, y estirar con un rodillo hasta obtener una plancha de unos 5mm de grosor (yo utilicé dos varillas de madera de esa medida que me sobraron de hacer una maqueta).

Cortar las galletas, colocarlas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado.

Juntar todos los sobrantes en una bola, amasarlo y repetir (si veis que se ha ablandado demasiado, volved a meter la masa en la nevera tapada con film).

Se puede decorar en este punto pincelando con yema de huevo batida toda la superficie o haciendo un dibujo (en este caso yo utilicé una plantilla).

Hornear a 180º C unos 15 minutos, hasta que empiecen a dorarse las galletas (si están pinceladas el dorado será más intenso).

Dejar enfriar sobre una rejilla.

Decorar tamizando azúcar glas o canela sobre ellas (yo lo hice con la ayuda de un colador y una plantilla).

Decoración de galletas

Consejos:

Bueno, más que consejo, es un “así lo hice yo”: Dividí la masa en 2 porciones, y mientras estiraba una, la otra seguía en la nevera. Tras estirarla, la coloqué en la hoja de papel de hornear, y la corté encima dejando unos 2 o 3 centímetros entre galletas. Luego retiré los sobrantes, de forma que no tuve que mover las galletas una vez cortadas, así conservan mejor la forma.

En mi bandeja de horno cupieron holgadamente una docena de galletas, así que sólo tuve que hornear dos remesas.

Baldosas comestibles 1 Baldosas comestibles 2

Curiosidades:

Esta es la segunda vez que hago galletas, la primera en solitario. Las otras las hicimos mi chico y yo en Navidad, compramos en Tiger unos cortagalletas en forma de vehículos variados e improvisamos unas galletas de jengibre.

Es facilísimo hacer galletas, al menos este tipo, así que ¡animaos! Eso sí, os digo desde ya que es mucho más divertido hacerlas en compañía.

Ideas:

Al igual que hizo Etringita con las suyas, podéis añadir canela, jengibre u otra mezcla de especias que combine bien para darle un toque diferente a las galletas.

Yo utilicé canela para decorar, pero me imagino que cacao en polvo para repostería también puede quedar bien.

En la segunda remesa se me ocurrió decorarlas de otra forma, y usé unos émbolos cortadores en forma de flor para estampar un par de flores en cada una. Me los regalaron por mi cumpleaños un par de amigas junto con un par de bloques de fondant que todavía no he utilizado, pero que prometo usar (¡Gracias chicas!).

Galletas sin decorar

Fuente:

La receta me la pasó Etringita, aunque por lo que sé, es muy típica.

Anuncios

  1. Pingback: B&C: baldosas comestibles | Fotomerienda

  2. Pingback: Galletas cebra | ¡Birulicioso!

  3. Pingback: Galletas de naranja | Fotomerienda

  4. Pingback: Galletas espiral de Té Matcha | ¡Birulicioso!

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s