Pimientos rellenos de arroz con pollo y verduras

Estos pimientos rellenos no iban a acabar en el blog, y aunque una vez los probé supe que los publicaría, no tuve fuerza de voluntad para dejar de comer e ir a por la cámara así que utilicé el móvil, por eso las fotos son cutres comparadas con las que suelo hacer para ilustrar las recetas.

Hace unos meses, por medio de una amiga, descubrí Trnd, una comunidad de marketing participativo. Básicamente hacen selecciones de probadores de productos entre los miembros de la página que se postulan.
Creo que esta era la primera vez que participaba, y cual es mi sorpresa cuando recibo un mail indicándome que en un par de días tendría mi pack de prueba de Arroz Brillante Sabroz llamando a mi puerta.
El pack estaba formado por dos paquetes de 1kg y 6 de 1/2Kg, los primeros para mí, y los segundos para repartir entre voluntarios (han volado).

Yo no soy muy fan del arroz redondo, porque siempre, siempre, siempre, se me pasa, da igual cómo lo cocine, por eso prefiero el largo. Pero el Arroz Brillante que había probado hasta el momento no me había convencido para nada, así que me pareció una experiencia interesante probar esta nueva variedad.

Esta receta ha sido la primera que he hecho usándolo, y la verdad, no está mal, queda suelto, y eso que reconozco que ocupada con el resto de la receta le he hecho el mínimo caso.
Sobre si relegará al arroz largo que suelo usar, tengo mis dudas.

Al lío. La receta fue un poco improvisada, partiendo de esta que tenía marcada como interesante entre los blogs que sigo en Reader, pero con los ingredientes que había por casa.

Pimientos rellenos 0 Pimientos rellenos

Ingredientes (6 personas con hambre)

– 6 Pimientos (si son de colores, más alegría en la mesa)
– Arroz
– 1/2 pechuga de pollo
– 2 zanahorias
– 2 dientes de ajo
– 1 cebolla mediana
– 1/3 pimiento rojo
– 1/3 pimiento verde
– 1 calabacín pequeño
– 1 huevo grande
– Sal y pimienta
– Aceite de oliva

Preparación:

Cocer el arroz midiendo 2 y 1/2 medidas de agua por cada medida de arroz (espero que sepáis calcular mejor que yo, porque hice arroz para parar un tren, menos mal que está bueno con todo) llevar a ebullición el agua, y añadir el arroz con un poco de sal. En 18/20 minutos está listo (se puede tener hecho previamente).

En este punto tengo una crítica que hacerles a los de Brillante. En ningún sitio del paquete pone unas mínimas instrucciones de uso, a parte de que por ser un arroz de alta absorción, necesita más agua que el corriente. Yo puse esa proporción, y salió bien sin más, pero siempre se puede echar agua de más, y luego escurrirlo y lavarlo con agua fría. Según tengáis costumbre.

Lavar los pimientos y cortar la parte superior a modo de tapa. Limpiar de semillas y salpimentar el interior. Reservar.

Picar en daditos el ajo, la cebolla, las zanahorias y el pimiento, y pochar a fuego lento en una sartén con un chorro de aceite de oliva.

Picar en dados el calabacín (si es tierno se puede dejar la piel) y agregar a la sartén un poco después que el resto de ingredientes.

Picar la pechuga en dados y dorar en otra sartén con un poco de aceite.

Añadir a la sartén de los vegetales y remover (yo aquí le puse un poco de tomillo seco y pimienta recién molida).

Incorporar poco a poco el arroz, mezclar bien y rectificar de sal si es necesario.

Retirar del fuego y dejar enfriar.

Precalentar el horno a 190ºC.

Batir el huevo y cuando la mezcla esté casi fría, agregarlo y remover para que se integre bien.

Rellenar los pimientos, y disponerlos en una bandeja de horno sin tapar y hornear 20 minutos. Taparlos y hornear otros 20 (yo dejé las tapas también en la bandeja para que no estuviesen más crudas que el resto, si lo hacéis, cuidado con los dedos a la hora de taparlos).

Estaban buenísimos.

Ideas que se me ocurrieron una vez hecho:

En vez de tapar, cubrir con queso rallado, y gratinar. Tiene que estar buenísimo.

Consejos:

Hilda de Entre alacenas y fogones, apunta un par de consejos para que los pimientos queden más hechos, echadles un vistazo.

Sobre el Arroz Brillante Sabroz:

Pues sí, queda en su punto, una vez pasado por el horno coge el sabor del pimiento y del resto de ingredientes del relleno, y aún así, sigue sin pasarse. Incluso al día siguiente, estaba igual de bueno. Minipunto.

La foto de conjunto está hecha antes del paso por el horno, y se ven además de los 6 pimientos rellenos con esta receta, otro pimiento y dos mitades de una calabacita rellenos de arroz (es que hice muchíiiiisimo) con una salsa de pimientos, tomates y chorizo, salieron muy ricas también. La otra foto es el resultado final.

Fuente:

Como dije antes, la idea me la dio una receta de Hilda en Entre alacenas y fogones ¡No hay que tener miedo a investigar y adaptar recetas a lo que tengamos en el momento!

Anuncios

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s